lunes, 4 de mayo de 2009

Voces

Hola,

A veces te dicen A y entiendes B. A veces, simplemente, no te dicen nada e igualmente entiendes B, pues interpretas que los silencios tienen significados. Otras te dicen A y, efectivamente, entiendes A, pero te parece que hay algún "pero" y que aunque es evidente que te han dicho A, en realidad te estaban intentando decir B. Otras escuchas B pero miras a tu alrededor y no "bes" a nadie.

Ultimamente me ha vuelto a suceder. He escuchado voces que no venían de ninguna parte, voces que yo atribuyo a alguien pero que ese alguien se empeña en negar una y otra vez. Y yo le zarandeo, y me enfado con él y supongo que él se siente injustamente maltratado pero nadie puede negarme que esas voces son reales: Existen, aunque no sea más que en mi cabeza.

I´m afraid. Tengo miedo de que se rían de mí. Tengo miedo de sus comentarios, de sus intentos por ridiculizarme. Y mientras esto me pasa tú me das la espalda. Tú, y otros como tú. Quiero llenar tu espalda de cuchillos. Sabes que soy cobarde. No me interesáis ni tu ni tus amigas. Ni ese mundo ordenado que levantas y que os vuelve cautivas. Os odio a todos.

Beta

32 comentarios:

J. dijo...

Joder.

Iván A. dijo...

Hola Beta. Tenías razón, el blog está bien, aunque esta entrada no tiene mucho que ver con las anteriores. Dile a María que volvemos a quedar cuando queráis aunque dice Amaya que esta vez venís vosotras.

Un abrazo

Miguel dijo...

Hola,ß: No tengas miedo. Ya estamos nosotros aquí para que sepas qué silencios son elocuentes y cuáles son sólo silencio.

Besos. M.

Jorge dijo...

Infórmate a fondo y contrata a un buen psicólogo. A uno bueno de verdad, quiero decir. Elegir psicólogo es más importante que elegir cónyuge (si te salen ranas te pueden hacer más daño los psicólogos que los cónyuges)
No te solucionará los problemas, pero te respaldará y te orientará mientras te lo curras.
Un saludo.

Pintamonadas dijo...

Dicen que los silencios más intensos son los que están repletos de todo lo que ya se ha dicho, aunque opino lo contrario, cuando aún queda mucho por contar... chan chan chan, tensión, tensión. Igual es que tienen que "taladrar" aun más la cabeza.

black hat dijo...

A mi me pasa lo mismo cada lunes...
Yo antes solía ponerme a describir una y otra vez lo mismo en un txt hasta que ya me aburría de repetirne y veía todo de una forma más objetiva. Tengo muchas páginas de idas de olla. Ahora me sirve con un abrazo de mi compañera de fatigas, el gato debajo de la manta, un baso de baileys y musica de fondo.
animo

larala dijo...

Tanto odio es real? o es lo q te gustaría?

Blanca Oraa dijo...

Me provocas tanta affinidad que te pongo en mi lista de blogs.

Ukio sensei dijo...

Son las voces vengativas de los "Chiquitillos" que vuelven para vengarse.

PD: Palabro de confirmación: bropulac. Suena a medicamento para combatir esas cosas.

Más claro, agua dijo...

Las voces interiores suelen ser más honestas que las exteriores. Y no todo el mundo tiene la capacidad de escucharlas ;-)

Libélula dijo...

Puedo ofrecerte un abrazo y algún psicofármaco para lo de las voces. Queres?

Miguel dijo...

Me gustas cuando callas
Pablo Neruda


Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Sinceramente tuyo, Miguel.

*(iReNee!)* dijo...

Quizás las voces son del chico del videoclub :)

Besos!

Anónimo dijo...

Joder,Beta...hoy eres un cascabel...Un abrazo energetico!

K▲LIGUL▲ en Kandor dijo...

A mi me da que una de la voces es hola, soy tu menstruación.

pau dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo siempre y cuando A sea la parte contratante de la primera parte y B sea considerada como la parte contratante de la primera parte.
Sencillo ¿no?

acaparaya dijo...

"Tengo miedo de que se rían de mí. Tengo miedo de sus comentarios, de sus intentos por ridiculizarme. [...] Sabes que soy cobarde. No me interesáis [...]"

¿Y qué vas a hacer vivir eternamente en una caja de cristal? Cuidado al caer; haz los trozos grandes, que luego cuesta menos reponerlos.

dvcet dijo...

¿Y si ese mundo ordenado está alineado no con lo socialmente predominante sino con lo elegido de acuerdo con valores y lo que se quiere, de forma que ese orden (racional) conduzca con el tiempo (y en el tiempo) a lo que más se desea?

japogo dijo...

Respecto al primer párrafo, lo mejor siempre es escuchar y no pensarlo dos veces... normalmente se acierta.
Espero que eso también ayude para el último párrafo.

Anónimo dijo...

YO de siempre oí voces, pero me descartaron el diagnóstico de esquizofrenia, así que me apunto a lo que dice "Mas claro, agua" (hombre sabio allá donde los haya). LAs voces interiores se pasan por el culo la hipocresía con la que suelen vivir las exteriores. Bienvenida al caos exitante de ser un poco lúcida, un poco mala y con el corazón muy muy abierto.

Y citando a otra gran filósifa de nuestros días
"sin sociedades
no hay enfermedades, ah!"
Un besito,
Rompebragas.

Anónimo dijo...

alguien no ha visitado a su spicoanalista esta semana, y no quiero señalar...

ferreiro

Bogart dijo...

Yo no se si es porque no sabemos pedir ayuda o que no nos rodeamos-elegimos a las personas adecuadas...
Pero dime, ¿quién tiene la formula para de la correcta elección?.
No es fácil pedir un hombro donde llorar y a veces lo pedimos y el hombro nos dice que no.
Yo estoy empezando a quererme un poco, estoy asumiendo que la gente es como es y a no esperar nada de ellos.
Cuando no esperas nada, es difícil que te decepcionen.
Aún así, demasiado amenudo me sale mal la jugada.

Un saludo.

malaputa dijo...

Déjate de hostias y tómate el Zyprexa.
Consejo de amiga.
Apróvecha, los amigos de verdad se descubren en esas ocasiones.
Un beso.

toast dijo...

haz caso a malaputa. Parece que tiene las ideas bastante claras.
A gran parte de los de aquí nos gusta lo que escribes pero no te conocemos lo mas mínimo como para poder ayudar.
No te ralles, que seguro que no es tan serio.

gorka dijo...

si si mas mas

odia y mata

ama y folla

pero que nosotro lo leamos

si quieres cuchillos buenos

conozco una cuchilleria con

unos precios imbatibles

ven a visitarme

y te saco una foto

Bellaluna dijo...

Yo también creo que debes tomar algo que amordace tus voces interiores, porque provienen del exterior, porque te hacen odiar, porque no te dicen nada agradable que desees oir.

Toma algo o toma a alguien. No cosas de farmacia, claro, que te envenenen.

boopit dijo...

Me he dejado caer por aki por primera vez y llevo como una hora repasando los post antiguos y los de tu blog en ya.com para tener un poco de idea y no quedar como una lerda al contestar...

Me parece genial el blog, lo voy a linkar en el mío para ver cuando actualizas.

Si necesitas terapia cuando termine la carrera, pero por ahora intenta ver qué te dicen y por qué crees que te dicen lo que te dicen. Oye, o no.

NáN dijo...

yo también los odio.

A.D.D dijo...

No le(s) hagas caso Beta... no le(s) contestes... ignorale(s)...

Encuentra la paz contigo misma, se feliz y se libre... en cuanto al sufrimiento... siempre pasa, de una forma o de otra siempre pasa...

Abrazos

Pi dijo...

3x2= 6

Carlos dijo...

¿No serán las voces que escuchas las del mp3 del vecino de asiento en el metro?

**Debi-chan** dijo...

Te pasa como a mi.

Y lo que pasa es que los silencios hablan.Porque tu cabeza no se callará jamás ò.ó Muajajaja

pobre alice