lunes, 15 de marzo de 2010

Yo confieso

Hola,

La del confesionario es una de mis secuencias favoritas de Amarcord.



Siempre me he preguntado qué razones llevan a alguien a arrodillarse frente a un sacerdote y declararse culpable y, sobre todo, siempre me he preguntado qué razones llevan a alguien a hacerlo libremente, sin mediar presión ni tortura. Llamadme simple, pero igual que creo que la obligación de todo preso es intentar fugarse y la de todo contribuyente intentar escaquearse del fisco, creo que la obligación de todo aquel que se considera culpable es declararse inocente. Así que, volvemos al principio, ¿por qué lo hacen?

Ahora me pongo en el lugar del cura y pienso en el pobre infeliz que tengo delante, contándome que ha tenido pensamientos impuros, y yo -que soy el cura-, escucho pacientemente y luego dibujo una cruz en el aire y farfullo algo así como "currús currús amén Jesús y, ale, puedes irte en paz. Pero no lo hagas más, tunante, que eres un tunante".

No me parece justo ni lógico. Con gente dispuesta a declararse culpable el mundo se gobierna muy fácilmente. Pero, ¿quiénes son ellos para que se lo pongamos tan fácil?

Así que sí, lo he hecho, he ido a confesarme, y me hubiera gustado acusarme de varios asesinatos para poder ver al cura debatiéndose entre el secreto de confesión y llamar a la Policía pero, como estoy segura de que habría optado por lo segundo, he sido más comedida:

"Me acuso de serle infiel a mi pareja". Silencio, no hay reacción. Sigo hablando. "No sé cómo ha llegado a suceder, supongo que el trabajar juntas todo el día... ha hecho que lo que al principio no era más que una amistad se haya ido convirtiendo en otra cosa". Entonces me interrumpe y se cerciora de que la infidelidad se ha producido con una compañera y lo le digo que sí, que ha escuchado bien, que he dicho compañera, con "a", como yo. Entonces se refiere a "mi problema" como si se tratara de "mi enfermedad" y yo me lanzo al ataque. "Porque tengo dudas. Porque Dios nos manda amarnos los unos a los otros como él nos ama. Y el nos ama al margen de cual sea nuestro sexo. Luego si Dios es capaz de amar a un hombre tiene que poder entender que una mujer pueda ser capaz de amar a otra mujer. Porque él no dice que nos amemos los unos a los otros pero con cuidadito de no hacerlo con alguien de nuestro mismo sexo, él dice, simplemente, que nos amemos los unos a los otros". Entonces el cura me explica la diferencia entre el amor físico y el amor espiritual. "Pero yo, padre, no soy capaz de diferenciar los límites. Porque no sé discernir si un abrazo puede formar parte del amor espiritual... y un beso en la frente, o en la mejilla. No veo a Dios delimitando las zonas en las que podemos besar a una persona para no traspasar la línea que separa el amor físico del amor espiritual".

Entonces, dándose cuenta de que la cosa no es sencilla, me pregunta si yo, de verdad, quiero la absolución.

Besos.

Beta

32 comentarios:

Paco Bailac dijo...

Tu encuentro me resulta reconfortante.... gracias

Paco


aaaah... entiendo que deseas cambiar más

Jungle Julia dijo...

Me han entrado unas ganas enormes de imitarte y acercarme al confesionario más próximo, pero, ¿lo de las confesiones no se modernizó hace tiempo y ahora son comunitarias? No entiendo mucho de ésto porque mis padres tuvieron el buen gusto llevarnos a un colegio laico, lo cual no ha impedido que les saliera bastante rarita, todo hay que decirlo. No siempre se le puede echar la culpa a los curas y a las monjitas, jeje.

Aunque lo de escandalizar está complicado, ¡me encantan tus ideas perversas!

Anónimo dijo...

Beta;

Desde que CON LA IGLESIA HEMOS TOPAO...tienes un filón de Oro..

Besos
Escandinava

Robert dijo...

El relato, como todos, está bien. Pero lo siento, yo me creeré que de verdad has estado en los sitios donde dices que has ido, cuando describas los olores.

Lo digo como sugerencia!

un beso!

**Debi-chan** dijo...

muy bueno ;)

Albert dijo...

También está bien la escena de la confesión de "El año de las luces"

J dijo...

Tras salir de la iglesia, probablemente colgaría los hábitos. Como sigas así, acabarás apareciendo en la próxima entrega del Código Da Vinci.

Avril dijo...

Siempre me resultará sorprendente la capacidad de absolución de los curos. Pero ¿de que absuelven?. Se supone que acuden a él personas capaces de matar, robar, maltratar, etc. que solo necesitan sentirse bien con Dios y no consigo mismos.

Totalmente absurdo.

A mi un cura me quiso dar "clases" para solucionar mi "enfermedad".

Hache dijo...

Con Beta se ha topado. Pobrecito mío.

Aún me estoy riendo con el currús currús amén jesús. Eres increíble.

Un abrazo,

Hache

Anónimo dijo...

grande Beta, grande!

hctrbloguero dijo...

jajjaa cada día mejor!!!

Un besazo enorme, hctrbloguero

David dijo...

independientemente si tu historia es real o de tu invención...se te va la pinza de mala manera..Haztelo mirar...

Fernan dijo...

Confieso que...me mola tu blog.
Este post me hizo recordar una pregunta que le tendría que haber formulado al de Filo el otro día. Pero luego derivó a la primera y última vez que me confese, a los quince años. Hice la comunión a los quince, más que nada por el morbo de qué sería eso de comulgar, como sabría la hostia y qué te preguntan en el confesionario.
El cura no estubo a la altura.

Saludos

El Perro dijo...

La pregunta es:
¿Quienes son ellos para perdonarte?
¿Quienes son ellos para hacerte sentir culpable?

¿Acaso no es cierto que todos somos iguales? Todos somos hijos de Dios.
Pues ante la igualdad, ellos no deberian poder perdonarte, ni diversas cosas, por eso te hacen rezar despues, para pedirle perdon a Dios.
Pero ellos no pueden perdonarte, ellos no deberian siquiera escuchar tus "pecados".

Yo, habria dicho lo del asesinato.

Bueno, no, que yo no puedo entrar en ninguna Iglesia, ya ni Dios me ampara.

fernin dijo...

pobre cura, me lo imagino escuchando bastante desganado. tendrías que haber sido hombre, y, a ser posible, prepúber, para que mostrase algo de interés en tu "problema". a lo mejor hasta te habría invitado a que se lo explicaras mediante un "role playing" sentado en sus rodillas...

y hasta aquí puedo leer.

besos.

Anónimo dijo...

El Perro:

Hay algo peor que ser católico. Ser luterano.

Pintamonadas dijo...

qué revolucionaria...rebatirle argumentos a alguien cuya verdad es cierta por encima de todo, puede ser exasperante o divertido. A mí al menos me resultaba divertido rebartirle a mi profesora de ética y moral la existencia de Dios (con la de religión no podía hacer lo mismo,ésta me echaba directamente de clase y se quedaba super pancha)

un besito..

Bellaluna dijo...

Yo nunca he pasado por confesionario, aunque a veces he hecho y escuchado confesiones interesantes... Aunque a juzgar por las noticias últimas, seguro que pasan cosas interesantes, allí

Currús, currús, ja, ja, ja! Amén!

L.

elintenso dijo...

Absuelta quedas.

Beta dijo...

Paco Bailac, de nada :P

Jungle Julia, ni idea de si hay confesiones comunitarias.

Escandinava, he emprendido mi camino hacia la santidad así que aún queda filón.

Robert, me lo apunto. Supongo que olía a incienso y a semen seco.

Albert, es verdad, apuntaba sus pajas en una libreta ¿no?

Avril, ¿clases? habría molado asistir, seguro que eran una risa :)

Perro, yo también me quedé con ganas de lo del asesinato pero no habría colado.

Laura, mola rebatir aunque no sea más que por tocar los cojones :)

Bellasgafas (alias L), es como un viaje al pasado, mola.

Intenso, gracias :)

Ignacio J. Rivas dijo...

Teníás que haber entrado al cura....verás como tampoco ve la diferencia entre amor espiritual y el físico...

ChicoTóxico dijo...

1)no me lo creo
2)es una falta de respeto impresionante
3)hablar desde la ignorancia absoluta te convierte en... ejem
4)el cura ha sido más que educado que tú y mucho más inteligente

Bellaluna dijo...

El otro día escuché en el transistor que unos curas de aquí habían inventado la confesión por teléfono 902; pero el Vaticano les ha reconvenido diciendo que no, que por teléfono no vale porque así no pueden tocarse pichas imberbes, que qué se han creido estos laicos franceses, que dónde queda la costumbre y la tradición

L. (Luna, es decir)

missamericanpie dijo...

Es que los pobres están acostumbrados a lo fácil.
Confieso que me he confesado varias veces, qué le vamos a hacer, no se puede cambiar la infancia, por muy católica que sea.
Cuando el cura me preguntaba, siempre le decía lo mismo. He discutico con mamá, no hago los deberes. De jugar a los médicos no hablaba. Supongo que trasladado a lo adulto será igual. O no. Los caminos de Señor son inescrutables.
Molas.

Sr.Poppi Fresco dijo...

Te va a encantar la primera escena que abre la película de "Escondidos en Brujas":

http://www.youtube.com/watch?v=9gT7zEL6jho

avryl dijo...

Cuando ando sin mucho trabajo, suelo leer este blog, y si bien hay algunos articulos interesantes, hay otros -como este- que me dejan un sabor a vacio...
Primero, porque es obvio que no es veridico y solo se escribe para crear morbo, segundo, porque se habla con la voz de la ignorancia tercero, porque es una falta de respeto para cualquier persona que sea creyente y cuarto, porque da paso a comentarios igualmente llenos de ignorancia y sin sentido.
En mi caso, puedo decir que soy una atea creyente; creyente del respeto que merecen las ideas de los demas. Cuando un testigo de jehova, o de cualquier otra religion toca a la puerta de mi casa, no suelo ser muy amable, porque él esta molestandome con sus ideas en MI casa, nadie le pidio que viniera, nadie le pidio su opinion... pero si eso me molesta, no veo porque ir a una iglesia a tratar de humillar a una persona utilizando sus ideologias cuando no te pidio que fueras a la iglesia y menos que te confesaras con él, honestamente se me hace una conducta estupida.
Lamento si ofendo a alguien con mi comentario, pero no encuentro la razón de ser a una historia como esta y honestamente creo que Beta es capaz de escribir historias mucho mejores que esta. Si no es así, que decepción.
A nadie le gustaria que su vecino llegara a su casa y se pusiera a decir estupideces sobre tu forma de pensar solo para ver como reaccionan, o si?

^Aishka^ dijo...

Es como chocarse con un muro de piedra... Lo único que conseguiste posiblemente es cabrearlo un poco... Ains... el mundo sería un lugar mejor sin la iglesia. AL menos para mí.

Un saludo.

ChicoTóxico dijo...

Ya di mi opinion y avryl lo ha explicado maravillosamente.
Es un rito dentro de una religion y se merece todo el respeto.
En otras religiones se hacen otros ritos que pueden parecer ridiculos y a nadie se le ocurre ir a reirse de ellos.
Tocar campanas, darle vueltas sin parar a un tubo, cantar tantras, andar en circulos, dar comida a un dios, bañarse en un rio para purificarse, comer placentas, tratar animales como algo sagrado, no comer ciertos alimentos o decir ciertas palabras, rezar, estabilizar chakras...
Todo son ridiculeces y sinsentidos si se mira friamente, pero todos esos ritos se merecen el maximo de los respetos.. cosa que no se hace con este post.

Bluess Swing dijo...

Yo cuando me confesaba de pequeña le mentía al cura porque a los 8 años no tenía nada que confesar, le decía que le había quitado el boli a mi amiga en el cole, pero no era verdad...¡qué absurdos somos!!

fernin dijo...

para avryl

se da el caso de que los sueldos y las pensiones de los curas y los obispos los estoy pagando yo con mis impuestos, así como los colegios privados concertados, el mantenimiento de decenas de miles de iglesias que se lo llevan crudo en concepto de patrimonio histórico y artístico, por no hablar de las jornadas mundiales de la juventud, las misas-motín en Colón, y las cientos y cientos de oenegés que dependen de la iglesia y que utiliza para hacer proselitismo de sus dogmas.

los sacramentos son casi servicios públicos, muy a mi pesar.

eso, dejando aparte el tener que aguantar que una panda de masturbadores crónicos me diga a quíen tengo o no tengo que meter en mi cama y por dónde puedo o no puedo meterla.

he dicho.

avryl dijo...

Para Fernin.

No se quien te habra dicho semejante cosa o donde lo leiste pero los impuestos no tienen nada y repito NADA que ver con la iglesia... Quien te dijo semejante cosa?

Los colegios privados los pagas con tus impuestos? Wow... esa si es noticia nueva... crei que para eso eran las COLEGIATURAS... Con impuestos se pagan los eventos que organizan las diferentes religiones? ahi si dejame me rio un poco, ya que por si no lo sabes, TODAS las religiones y sectas del mundo forman el mejor negocio que existe en el mundo, Son autosuficientes en cuanto a dinero se refiere. Los creyentes dan su cooperación y con eso les sobra y les basta (no estoy diciendo que este bien o mal, estoy diciendo que asi sucede) si no ve a los que practican la cienciología, que tienen incluso un barco privado para que viajen los "mas devotos". Nuestros impuestos -tus impuestos- les dan risa, creeme.

Insisto, es una lastima que se hable solo porque "no estoy de acuerdo" y que los comentarios esten llenos de ignorancia

Anónimo dijo...

Cariño,
me ha extrañado tanto tu insípida y estúpida crítica de Palencia unas entradas más abajo, que me he animado a escribirte.

Me ha sorprendido tanto tu falta de intuición, tanto, tanto tanto... que me permito el honor de mandarte un abrazo desde provincias (a la vuelta de la esquina de tu casa.)
Un abrazo desde la tierra de los muertos.
Marta.