miércoles, 2 de junio de 2010

Loquero

Hola,

Todos los martes, a la una y media, entro en su consulta. A primera vista no parece la consulta de un loquero porque ni yo me tumbo en un sofá ni él se sienta en la cabecera del mismo a tomar notas en su cuaderno. Parece una consulta normal en la que el doctor y la paciente se sientan a hablar en dos sillones enfrentados. El nunca inicia las conversaciones sino que deja que sea yo la que comience a escarbar. Le cuento cómo ha ido mi semana y cómo afectan a mi estado de ánimo las cosas que me suceden. A medida que el agujero se hace más profundo empiezan a aflorar sentimientos que yo ni sabía que estaban ahí. Su pregunta favorita es: "¿Y cómo te hace sentir eso?". Muchas veces me quedo callada porque eso es algo que no me había parado a pensar.

Yo también hago preguntas. Suelo preguntarle su opinión sobre lo que le cuento pues creo que, en cierto modo, necesito un juicio sobre mi forma de pensar y de comportarme, necesito a alguien que valide mis actitudes, alguien que me ponga un sello en el que diga que no estoy loca. Muchas veces sus contestaciones no me satisfacen porque sus interpretaciones son diferentes a las mías. El es bastante dado a buscar el origen de mis problemas en mis relaciones familiares. Mi madre es uno de sus temas favoritos de conversación. Sabe que escribo un blog, sabe cuál es su título. La verdad es que se lo doy todo bastante mascado. Esta semana me ha preguntado si mi madre era una persona de comportamientos violentos, si era dada a arrojar las cosas por los aires cuando tenía un ataque de ira. No he podido mentir, todo el mundo conoce la respuesta a esa pregunta, está en internet.

Besos.

Beta

37 comentarios:

Ana dijo...

No he entendido el final.

Lady Ja Ja dijo...

Beta, los JAPIS te adoramos. Tu madres es una permanente fuente de inspiración para nosotros.

http://lahorajapi.blogspot.com/2010/06/curri-no-se-toma-la-medicacion.html

http://lahorajapi.blogspot.com/2010/02/fans-del-ordenador-de-curry.html

Ignacio J. Rivas dijo...

¿!?

Criss dijo...

uppps!

Amneris F. dijo...

Hay videos en internet de su madre lanzando cosas, no se le da mal

Y como te hace sentir eso de ir al loquero?

Más claro, agua dijo...

Espero que con estas sesiones semanales, y con tu esfuerzo, tu loquero vaya progresando adecuadamente...

Pero esa fijación que tiene con tu madre... Yo no le veo salida fácil, la verdad...

;-)

Bea O.M. Suigeneris dijo...

Con una madre así, como para no necesitar loquero....

Mi madre es una bella persona y yo lo necesito, así que...

Anónimo dijo...

Beta ¿al loquero no le da un poco de miedo que tu madre le lance un portátil o algo a la cabeza por saber tus secretos? Pues es un valiente si te mantiene como paciente, qué quieres que te diga.
Para los amigos que no han pillado la gracieta del lanzamiento materno, me permito recurrir a la fuente oficial: salvemostelemadrid y os recomiendo estos vídeos:

http://www.salvemostelemadrid.es/noticias/948-curri-valenzuela-arroja-los-papeles.html

http://www.salvemostelemadrid.es/noticias/822-curri-valenzuela-arroja-ordenador.html

Te vas a gastar la herencia en loqueros, amiga, ya lo siento,ya.

Sr.Poppi Fresco dijo...

Siempre tuve la sensación de que la madre idiota que da nombre al blog era Maria Teresa Campos :D

Anónimo dijo...

"Desde la cuna...
a mi mare de mi arma
la quiero desde la cuna,
¡por Dios! no me la avasalles
que mare no hay más que una
y a ti te encontré en la calle"
(Rafael de León)

"Madre no hay más que una...
y me tuvo que tocar a mí"
(Riki López)

¡Un monumento había que levantar a las madres! (sufragao por los siquiatras, claro, que son los que más pasta sacan a su costa)

Anónimo dijo...

tuve un profesor de psiquiatría que decía que el trabajo es uno de los mejores ansiolíticos que existen. así que deja de lloriquear.

y sí, a tu madre se la va la olla tela.

ENBICICLETA dijo...

las madres lanzadoras deberían de tener, no un loquero,no, porque lanzarían al loquero..... deberían de experimentar lo que el objeto lanzado siente en su viaje hacia el cutre gotelé y ser enviadas en una lanzadera espacial hacia la nada y allí bien lejos lanzar su discurso,lejos muy lejos de los seres que avasallados cada día con su falta de respeto y amor esquivan sus lanzamientos.

Bellaluna dijo...

Si tu madre hubiera sido una lanzadora soviética de martillo tendría más medallas que la virgen de Lourdes... es una crack. Hostias...

Beta, no se si un loquero al que no le pongas cash en el bolsillo te va a resolver nada... Túmbale tú a él en el diván. Molaría ;-)

caba dijo...

jajajaja, eso cuando no tira ordenadores

mydreamistofly dijo...

Aunque me parece un texto lleno de tópicos debo decir que por primera vez te he visto vulnerable, Beta, y me ha gustado. Está bien esto de saber que bajo esa fachada de mujer del siglo XXI, moderna, independiente y despreocupada se esconde la necesidad de ser aceptada, de que alguien valide tu cordura. Me deja muy tranquila saber que no soy a la única a la que de vez en cuando le entran crisis morales.

Un beso enorme ^^

Brian dijo...

Hola.

Hace tiempo que leo tu blog (bueno, me llamaste la atención y empecé a leerte desde la entrada más antigua, lo cual me llevó tiempo).

No sé.

Odio cuando el psiquiatra te pregunta "¿Y cómo te sientes?" Y odio cuando me obliga a representar situaciones ficticias en la consulta, o cuando me obliga a hablar de mis relaciones familiares. Aunque mi situación (creo) es bastante diferente a la tuya.

Espero con muchas ganas acabar la terapia pronto y no volver nunca más. No sé, nunca me ha convencido mucho eso de tener que contarle mis cosas a alguien que, según yo lo siento, no le importan es absoluto (por mucho que sea su trabajo).

En fin.

¡Suerte!

bea doce dijo...

Esa es tu madre???Bueno...supongo que no te llevaras muy bien con ella....a ella tambien le hace falta el loquero ehhhh...

P.D.: Si quieres un retiro espiritual....en vez de tanto loquero....avisame...jejeje..

Anónimo dijo...

Gracias a dios,madre no hay más que una!!

que suerte tiene tu loquero de poder verte todos los martes...

nieves dijo...

yo llevo un tiempo leyendo tu blog y sinceramente no creo q necesites ir a un loquero... kizas lo q necesitas es otra madre pero ese es otro tema...

bss.

Casía dijo...

en algun momento de nuestra vida, más en la adolescencia sentimos animaversion por nuestra madre, yo no tuve que ir a ningun loquero, pasa como se pasa el sarampion

lacampanera dijo...

No crees que él no debería saber todo esto, que escribes un blog, lo que escribes en él... demasiado fácil.
Le cuentas tus cosas como hace todo el mundo. Cuando hay dos personas y uno se calla el otro tiende a soltar todo lo que tiene a mano.
Te ayuda?

Clotildo dijo...

Beta ¿cómo te sientes después de una sesión con el 'loquero'? ¿tus padres solían interesarse por cómo te sentías?

besos, Clotildo

Bluess Swing dijo...

Haces mal en pedirle su opinión, tus opiniones propias son muy claras y en el fondo de los fondos sabes que la infancia marca...dicen algunas culturas que nuestra alma escoge a nuestros padres para vivir y aprender ciertas cosas en esta vida. Piensa qué te han aportado y lo que has aprendido, lo bueno y sobretodo lo malo.

Anónimo dijo...

Hablando en términos generales, siempre pensé que una persona inteligente, vivida, que chinga con regularidad y hace lo que le apetece tiene pocas probabilidades de ir a un psicólogo o derivado.

Y si la buena de Curri no te ha mandado un abogado a estas alturas va se que sí, que es tu mamá. :-P

NáN dijo...

Buenooo, ¿quién no pierde los papeles motu propio de vez en cuando? ¿De qué nos íbamos a reír de nosotros mismos si no sobreinterpretáramos poniéndonos en entredicho?

Estuve un año haciendo una terapia de regresión emocional una vez al mes en Donosti. El terrotistapeuta es muy buena persona, porque te tumbas en el diván durante 2 horas y él te tapa con una mantita.

Y las primeras veces que aparece tu padre te puedes liar a hostias con él, o negarte a abrazar a tu madre aunque se ponga llorica.

Y a la salida, claro, es Donosti, con su mar y sus bares de pinchos.

Anónimo dijo...

Yo tampoco he entendido el final, pero dame tiempo.......estoy en ello.......

La Camarera que cose dijo...

Joder, y yo que creía que lo de la madre televisiva era parte de tu gran creatividad...

Javier Díaz Carballeira dijo...

Si tu madre es Curry y tu loquero es tu loquero, tienes unos huevos tremendos por contarlo todo aquí, sin embargo, hay dudas al respecto:

http://www.elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=12156

En Internet se encuentra de todo, no sé qué creer, en cualquier caso eres una crack y tu loquero se lleva la pasta por nada, ya te hacemos esa función nosotros (y viceversa).

Besos

NáN dijo...

Es que me meo de risa con el enlace del de arriba.

Si me parecía magnífico que fueras hija de, que no lo fueras me parecería genial.

Pero mentir, no mientes. Todas las madres son idiotas; todos los padres somos idiotas; y todos los hijos sois neuronas de nuestras neuronas.

Si no, ¿a santo de qué íbamos a dejar que el mundo fuera así?

Angela dijo...

A Curri le preguntaron en un diario digital sobre su hija y no desmintió que fuera tu madre, sino que habló de tí con resignación. Yo de ese confidencial no me creo nada.

Jorge dijo...

Yo iba los jueves. Era un despacho pequeñito y acogedor, pintado de color ocre y con acuarelas de amapolas. Mi psicóloga era afable y maternal. Un día que me puse a llorar, atribulado por la magnitud de mis demonios, me abrazó con fervor y me apretó contra su pecho cálido mientras me daba palmaditas en la nuca. Arrebatado por el alivio de la redención, y en un acto reflejo, le mordí un pezón.
Me transfirieron a un compañero suyo que parecía el hermano pusilánime de Florentino Pérez, y ante la perspectiva de morderle un pezón en un arrebato, mis demonios no me parecieron tan terribles. Mis demonios y yo, ahora, convivimos con receloso respeto mutuo.

Javier Díaz Carballeira dijo...

El enlace de El confidencial lo encontré de casualidad, tampoco me fío mucho de lo que cuenten. Deberíamos promover un careo ante los medios, si la tira el portátil, es su madre, sin duda.

Muy buen comentario Jorge

Mari Jaia dijo...

Ya dicen que uno no elige a sus padres. Paciencia, paciencia con tu madre... que hasta las bisexuales descreídas acabaremos entrando en el Reino de los Cielos.

A.Llerandi dijo...

Recuerda una cosa...
En ocasiones el loco es el mas cuerdo. (Torcuato Luca de Tena)

Anónimo dijo...

Jorge, salvo casos extremos, las ganas de follar no se consideran un demonio.

Beta, estás muy callada

Anónimo dijo...

Qué obsesión por la madre de Beta. Es su madre y punto, tire papeles, portátiles o suelte lo que suelte. A mi me da igual la madre de Beta, me importa Beta y leer lo que escribe. Los que leemos a Beta partimos con la ventaja de que nuestras madres no son públicas. Las madres son y ya está.
Besos Beta.

PD: echo de menos leer tus respuestas que suelen gustarme aún más que tus entradas.

Perbane dijo...

Mari Jaia, hay gente en cambio que piensa que si que los elegimos a los padres, es esa gente que tiene teorías sobre la reencarnación, gente que piensa que el aiua o alma reclama la carne que va a nacer y hace suyo el cuerpo que ha elegido, gente que piensa que lo que tenemos, lo que nos ocurre nos pasa por una razón, porque debemos pasar por ello, quizás para aprender la lección para la siguiente vida.
No seré yo la que diga que un niño eligió a unos padres que lo maltratan y lo violan, ni seré yo la que diga que un niño elige a unos padres que no pueden mantenerlo porque viven en la hambruna y el caos, pero si, hay gente que afirma que somos nosotros los que elegimos a nuestros padres, y en el caso de que estos nos causen cualquier tipo de daño, es porque lo merecemos, me da asco ese pensamiento y creo que el que lo afirma solo trata de ver el lado que le interesa ver, sin ver el conjunto.
Pero ahora que lo pienso, si uno no elige una madre que tira los papeles no tiene la oportunidad de escribir sobre ello.
Sea o no esa señora la madre real de Beta, ella a elegido tenerla en cuenta como base para su blog, y eso quiere decir que en cierto modo, ella la a elegido, aunque sea solo para este fin.
En mi caso mis padres han sido un desastre que han hecho más mal que bien, pero yo no hubiera elegido a otros, porque soy quien soy por ellos, y eso me hace sentirme orgullosa, de mi, no de ellos.