miércoles, 30 de marzo de 2011

Caja

Hola,

Un día se te ocurre una idea para un corto. Lías a unos cuantos y lo ruedas. Luego se lo das a una distribuidora para que te lo mueva por festivales. Ganas algún premio, alguna estatuilla horrenda que regalas a tu abuela para que se sienta orgullosa de ti. Un día te dicen que el corto se va a proyectar junto a otros en el cine, por todo lo grande, en Málaga, en Sevilla, en Córdoba, en cines de verdad y con público de verdad. Días después de las proyecciones recibes una llamada de la distribuidora para hacer cuentas.

En torno a una mesa redonda, alumbrados por una bombilla de cuarenta vatios que cuelga del techo y que apenas consigue disipar la penumbra os reunís la chica de la distribuidora y los seis cortometrajistas cuyos cortos han sido proyectados. La chica de la distribuidora lleva los labios mal pintados y un vestido ceñido que le resalta las tetas. Saca una pequeña bolsa de cuero que vuelca sobre una mesa. Caen monedas y algún billete. Empieza a contar.

"La recaudación total durante los días que ha durado la proyección ha ascendido a 176 euros, pero como tenemos que pagar impuestos quitamos el IVA y la cosa se queda en 162". Aparta del montón catorce euros para Elena Salgado. "También tenemos que quitar el dos por ciento de la SGAE". Aparta 3,25 euros para Teddy Bautista. "De lo que queda hemos de deducir el porcentaje que se quedan los de los cines". Aparta 79,86 euros más. "Ahora tenemos que tener en cuenta lo que me llevo yo por la distribución, que son 27,95 euros de nada". Los seis cortometrajistas se miran con cara de niños de orfanato que temen quedarse sin ración de potaje. "El resto es para vosotros y os lo vais a repartir como buenos hermanos. Os tocan ocho euros a cada uno pero claro, hay que tener en cuenta que yo he pagado los mensajeros para recoger los Dvds y en eso me he dejado un dinerillo... pero, qué diablos, estamos en navidad así que no os lo voy a cobrar. Feliz año".

Coges tus ocho euros. Te imaginas a Javier Bardem haciendo lo mismo después del estreno de cada una de sus películas pero algo te dice que vuestras circunstancias son distintas. También te lo imaginas peleándose con su hermano Carlos por el último filete de la fuente y entiendes por qué ambos hermanos han salido así. Luego recuentas tus ocho euros y te preguntas dónde ha estado el error. Como no se te ocurre nada estás a punto de echarle la culpa a los piratas de internet, pero rapidamente reparas en que tú eres una de ellos. El dinero es importante. Evidentemente las cosas no se ven igual con ocho euros en el bolsillo que sin ellos. Tampoco se ven igual si tienes una casa en Los Angeles. Ojalá tú pudieras tener una, ojalá la industria te la facilitara, pero, de momento, lo que la industria te da por tu trabajo de autor son ocho euros. Menos mal que los Bardem velan por ti. Y eso que no son autores sino actores. ¿Para qué sirve un actor? Desde luego, en el caso de Bardem sirve como reclamo para que la gente vaya a ver sus películas. De hecho, las grandes estrellas son convertidas en grandes estrellas porque la industria necesita de sus caras para llevar a la gente los cines. Da igual quien dirija la película o quien la haya escrito, si pones una de esas caras en el cartel la película pasará a ser de la Kidman, o de Tom Hanks, o de Matt Damon o de Bardem y, en cierto modo, los actores estarán pirateando el trabajo de los autores. En cierto modo les estarán robando. ¡¡No a la piratería!!

Besos.

Beta

17 comentarios:

Angel dijo...

No necesitas ganar más. Los trajes que llevan a las ceremonias son prestados y en los sitios se van sin pagar.

Anónimo dijo...

Y si a la de la distribuidora se le resaltan las tetas, ya ha merecido la pena todo el esfuerzo.
En fin, en que no se consuela...

Bellaluna dijo...

Con 8 pavos puedes comprarte unas bolas chinas malas en un chino... un consuelo, sí

Anónimo dijo...

Clarificador

Tankhauser dijo...

Demasiados intermediarios. Siempre son los intermediarios. Viles parásitos que no aportan nada, pero que buscan su tajada.

Augurio Abismal dijo...

todo se hereda

Ignacio J. Rivas dijo...

Le escribo canciones a Tamara Bunke o a Patty Hearst, pero contigo......no sé lo que me pasa!

Ale!

Nicofilms dijo...

el dinero está en la publi y más corto que eso no hay nada en el audiovisual.-

Y encima mola inducir al rebaño a comprar en ikea o beber nescafé (aunque el nescafé sea una mierda y montando esos muebles de chapa se te pillen los dedos)

javcasta dijo...

Sutil forma de entender la pirateria.

Es como si a Barbaroja se lo rifaran en los galeones corsarios por su fama. No importa si llevan 20 o 100 cañones por banda, inmporta que aunque el barco sea un esquife, su capitán sea famoso.

Por ejemplo en los 70 y 80, la mayoria de Maoistas no habian leido a Mao en su vida, pero era una tendencia muy in, muy famosa :-)
Asi es el mundo.

Javier Divisa dijo...

Tremendo, y transparente. Te agrego a mi lista.

Devil's Advocate dijo...

Es que tú también, Beta... a quién se le ocurre ganar dinero haciendo cortos, que tía. Y este nuestro país.

Ahora, imagina en un portal de internet donde por una módica suma se pudieran distribuir los cortos. Vete imaginándolo mientra bajo al portal, que parece que ha llegado Bautista con un bate.

PD: ¿Se podría saber el nombre de ese (o esos) cortos?

Anónimo dijo...

Una cuestión que no queda clara ¿quién pagó la peli? Porque alguien puso el dinero y lo perdió ¿o no?

Monidala dijo...

Pues menudo negocio! XD Está claro que fuera de la industria, todo lo que hagamos habrá de ser por amor al arte... ;p

tpt dijo...

eso iba a preguntar yo anónimo 10:41

Anónimo dijo...

demasiados "creadores", demasiada peña que quiere vivir del cuento. lo normal sería que por cada "creador" hubiera 100 tíos que planten tomates, construyan puentes... no la proporción actual.

Trancos dijo...

¡Un amigo mío se inspiró en un episodio de mi vida para hacer un corto! ¡El muy pirata!.
Pero le perdono: si, según tú, no sacó más que 8 € y además tenemos en cuenta que me invitó a unas cañas y me regaló una copia (que puedo piratear) no salí muy mal parado.

dale calor dijo...

Me encanta tu toque en la escritura y si has hecho algun corto cuelgalo, que lo veamos todos, que el artista que vive de ello tiene solucionada la comida, pero el artista del que disfrutan su obra tiene solucionado el gusto por que la gente disfrute con ello.
Por eso en agradecimiento deberían a quien les gustes respetar tu obra.
saludos

http://dalecalor.blogspot.com