miércoles, 1 de junio de 2011

Ru bal ca ba

Hola,

El día que se intuye que Zapatero no se presentará a las próximas elecciones saltan las alarmas en el PP. Rajoy reune en su despacho de Génova al "consejo de sabios" formado por Ana Mato, Pío García Escudero, Jorge Moragas y Cospedal. Nada más sentarse a la mesa Cospedal y Pío García comienzan a pelearse por el cuenco de gominolas y caramelos del centro de la mesa.

- Te vas a comer todas las de limón, déjanos alguna a los demás, protesta Cospedal.
- Hay muchas, se defiende el senador.

Rajoy pide un poco de paz y expone la situación:

- Ya sabéis que, según parece, Zapatero no se va a presentar a las próximas elecciones.
- No le llames Zapatero, llámale Zetapé, que le jode. Dientes, dientes, que es lo que les jode, interrumpe Ana Mato.
- Ya sabéis que Zetapé no se va a presentar a las elecciones. Al parecer están pensando en que le sustituya Rubalcaba.
- Alí el químico, dice Pío.
- ¿Puedo hablar sin que me interrumpáis? Pues eso, que quieren que le sustituya Rubalcaba y, aunque todos sabemos que las encuestas del CIS están manipuladas, los datos dicen que sus índices de popularidad están mejor que los nuestros.
- Que los tuyos.
- Que los nuestros, que aquí estamos todos en el mismo barco. Y dejad de comer gominolas que no os he mandado venir para eso.
- ¿Para qué nos has mandado venir?
- Tenemos que hacer algo con Rubalcaba. Al parecer quieren organizar unas primarias, una pantomima. Lo ideal sería quemar a Rubalcaba para que no se pudiera presentar.

Se hace el silencio durante unos segundos. Las cabezas echan humo.

- Creo que tengo a tu hombre.
- ¿Si? ¿En quién estás pensando?
- Gil Lázaro.
- ¿Y ese quien es?
- Sí hombre, Gil Lázaro. Es diputado por Valencia.
- ¿Ese que es gordo y calvo?
- Ese.
- Que dicen que se gasta una mala hostia...
- Sí.
- Vale, por mí llámale.

Ana Mato busca en la agenda de su iPhone el teléfono de Gil Lázaro y le da a "llamar".

- ¡Ignacio! ¿Te pillo en mal momento?
- ¿Quién eres?
- Soy Ana Mato.
- ¡Coño Ana! Un segundo, un segundo.

Se escuchan ruidos.

- ¿Pasa algo Ignacio?
- Nada hombre, que me has pillado aquí en el coche... comíendome unas alitas de pollo que me acabo de comprar en el MacDonald... mi mujer no quiere que coma estas guarrerías y me tengo que venir al coche a comerlas para que no se entere. Si es que las mujeres sois...
- Ignacio, tengo puesto el manos libres. Estoy con Mariano, Cospedal, Moragas y Pío García Escudero.
- ¡Coño Ana, eso se avisa!
- Aquí estamos entre amigos, Ignacio. No pasa nada. Soy Mariano. Te tienes que pasar por la sede esta tarde. ¿Dónde estas?
- Presidente, es que estoy en Valencia.
- Píllate un AVE y vente.
- ¿Esta tarde tiene que ser?
- Tenemos una misión para ti.
- Es que... juega el Valencia, la Copa del Rey, y tengo dos entradas para el palco. ¿No puede esperar a mañana?
- Joder Ignacio.
- Hombre, yo si tengo que ir voy esta tarde, pero lo digo porque ya que tengo las entradas, que me ha mandado el presidente del club, que aquí es una persona importante, con influencias, con el que tenemos que llevarnos bien... no quisiera hacerle el feo de no aceptar la invitación... que yo lo hago por cuidar al electorado, nada más. Y por defender los intereses del Partido, que vosotros sabéis que para mí es la principal prioridad.
- Da igual. Mira te lo contamos por teléfono. Tienes que convertirte en el perro de presa de Rubalcaba. Busca mierda y saca todo lo que encuentres. Lo del GAL... no sé, lo que se te ocurra. Todos los miércoles, en la sesión de control, vas a tener tu pregunta. No hay que dejarle ni una semana de respiro. Tienes que darle donde más le duela. Tienes que acabar con él. Vete a las tertulias, a los periódicos... donde quieras. Hazlo como mejor te parezca que tú sabes hacer bien estas cosas y no hace falta que te expliquemos cómo llevarlas a cabo.
- Rubalcaba... ¿el vicepresidente os referís?
- Joder Ignacio, ¿qué otro Rubalcaba conoces? Claro, el vicepresidente... que quiere ser presidente.
- ¿Presidente?
- El que sustituya a Zapatero.
- ¿Pero no decían que a Zapatero le iban a sustituir o Bono o el chochito este que nos han puesto de ministra de Defensa, la Chacón?
- Olvídate de esos dos, Ignacio. Bono está quemado y la Chacón además de catalana es tonta. El peligroso es Rubalcaba.
- ¿Y para cuándo lo queréis?
- Antes de las municipales tiene que estar hecho porque las primarias las van a convocar justo después.
- ¿Las qué?
- Las primarias, las elecciones primarias para elegir candidato.
- ¿Hasta las municipales? Eso está hecho. Aún queda.
- Pero tienes que acabar con el, ¿eh?
- Sí, sí, tranquila que yo muevo lo que tengo que mover y este no se presenta. Te lo digo yo. Rubalcabita de los cojones, te vas a enterar.
- Ignacio no nos puedes fallar en esto.
- Tranquilos, este en seis meses está buscando trabajo en alguna fundación marxista.
- Eso, eso.
- Oye que muchas gracias por lo de dejarme ir esta tarde al fútbol, que es importante.
- Qué morro tienes.
- Jejeje.
- Anda, que se te van a enfriar las alitas.
- Lo malo es que se me ha deshecho el helado que me había comprado de postre.
- Pues ve, cómprate otro y se lo pasas a la tesorería como si fueran dietas.
- ¡Vale!

Desde hace una semana que el teléfono de Gil Lázaro da apagado o fuera de cobertura.

Besos.

Beta

13 comentarios:

El gordo sentimental dijo...

Mmmm ¡alitas!

Bogart dijo...

A mi estas historias del PP me suena a cuando en el NODO de Franco decían que los rusos eran muy brtos y que no podían tener la bomba atómica. Cuando la exhaltación de la raza y todas esas bobadas.
El PSOE está podrido por dentro y se comporta como un leproso que no quiere que le saquen de su casa para llevarlo al hospital. Deberían extirpar, amputar, podar para que lo que salga, aunque sea dentro de varios años no tenga el cancer dentro.
Ninguneando al PP con ironías (PP que oculta su hedor con la peste a brillantina disfrutando del oportunismo del buitre carroñero) puede que los de izquierda se sientan bien y se rían pero son sólo eso fantasías. El PSOE hiede y el PP es el buitre que se comerá los restos.
Más crítica y más pedir responsabilidades. España no se merece un PSOE como el de Rubalcaba.

Más claro, agua dijo...

Gil Lázaro es nombre bíblico y abreviatura de "Gilipollas Lázaro", que se creyó aquello de "levántate y anda" y todavía le duelen los costillares del jardazo que se dio.

Desde entonces, a todo niño que nace apuntando maneras de idiota se le bautiza como tal...

Javier Divisa dijo...

Un partido putrefacto, y otro pudriéndose, quién busca el desgaste acabará desgastado, me da.

Luis dijo...

Es tu segundo post sobre el tal Gil Lázaro. Le das demasiada importancia.

Jana dijo...

Jajajaja que gracia lo del manos libres. Pues justo eso es lo que yo pensaba que con tanto palique se le estaban quedando tiesas las alitas. Lo mismo el movil se le perdió en el futbol, no seamos mal pensadas. A mi Rubalcaba me da buenas sensaciones, de momento

tpt dijo...

Yo creo que te excita Gil Lázaro.

Anónimo dijo...

El pesao de Gil Lázaro, querida Beta, no contesta al teléfono porque quiere las líneas libres para hablar con su hermano pequeño, Vicente, director y presentador de los informativos de Telemadrid en fin de semana. Le llama a menudo para encargarle cositas como que le ponga a Rubalcaba el logo de ETA en la jeta y cosas finas de mucho conspirar. Se ignora si ambos hermanos, que comparten pesadez y espesura, son comedores compulsivos de alitas. Seguiremos investigando.

Ignacio J. Rivas dijo...

Uyyyy!!! Cada vez se te ve mejor en la foto de perfil. La fama llama a tu puerta....

Vaca dijo...

Admito que me ha costado meterme en el guión. Es difícil de asimilar que Rajoy pueda hablar sin triplicar las esshes.

Alisa dijo...

Cuántas ganas de vomitar. Cada vez mejor

Anónimo dijo...

Yo ya no soy fertil.

Adios. blog.

Javier García-Villaraco dijo...

Ana Botella estaba en ese consejo, pero Cospedal consiguió echarla porque decía que olía a laca y naftalina, y cuando Cospedal dice que alguien huele es que huele; esa nariz lo huele todo, hasta el miedo. Cospedal es El GRINCH.

Gran post.