miércoles, 10 de septiembre de 2008

Tercer mundo

Hola,

El ayuntamiento de Madrid tiene la costumbre de recoger en camiones de basura, a primeros de cada mes, las vidas convertidas en añicos de algunos habitantes de la ciudad. Sonia tiene la costumbre de querer sin ser querida y de saltar al vacío detrás de ilusionistas a quienes se les ve el truco tras unas pocas actuaciones.

La semana pasada Sonia, que tiene treinta y siete y una expresión de pena que se ha convertido en crónica, decidió que debía deshacerse de su pasado, sin anestesia, y me llamó para que le ayudara a vaciar su apartamento de muebles y objetos aprovechando que ese día había recogida municipal de enseres viejos.

Le pregunté que porqué iba a tirar el mueble del baño y me dijo que porque, aunque lo había comprado ella, había sido montado por un antiguo novio suyo amante del bricolaje. Le pregunté porqué se deshacía de la freidora y me respondió que pensaba hacerse vegetariana y que nadie usa una freidora a día de hoy (pensé en una tempura de verduras pero no quise decir nada). También bajamos una enorme bolsa de basura llena de ropa de chico cuya procedencia tampoco cuestioné. La lista prosiguió con una mesa de ordenador, un escáner, una cafetera vieja, un radiocassete portátil, un juego de tazas hechas en Rumanía (incompleto), la jaula de un canario llamado Serafín y que nos dejó para siempre hace casi un año, una caja llena de fotografías rotas, un puñado de polvorientos periódicos de fechas emblemáticas... Sonia no paraba de repetir que más que viejos trastos, lo que estábamos tirando a la basura era todo su pasado.

Yo ya había oído hablar de los "niños rata", esos que se pasan la vida husmeando y recolectando cuanto pueden en los vertederos de algunas ciudades de eso que eufemísticamente llamamos "tercer mundo". Había oído hablar pero no sabía que podía toparme con él a las puertas de casa. Lo primero de lo que nos deshicimos fue la mesa de ordenador. Cuando bajamos a la calle lo segundo, la mesa había desaparecido y toda una familia de acento sudamericano aguardaba que dejáramos la bolsa de ropa para lanzarse sobre ella. Cuando bajamos la freidora, la cafetera y el radiocassete el padre de familia ya llevaba puesta la cazadora de un antiguo ligue de Sonia y, de la nada, habían aparecido dos quincalleros arrastrando un carrito en busca de oportunidades.

Cuando por fin terminamos solo quedaron en la acera los periódicos, algunas prendas revueltas y la caja de fotografías. Sonia se apresuró a recoger estas últimas llevada por un nuevo sentimiento de pudor y yo la acompañé hasta un contenedor azul.

Besos.

Beta

48 comentarios:

Santiago dijo...

Existe todo un negocio montado alrededor de nuestros deshechos.

Magapola dijo...

De la calle yo he cogido muebles, es y chulas. Me parece bien montar negocios con deshechos.

javiersanz dijo...

No debemos olvidar que lo que algunos consideramos despojos y desechos, para otros son tesoros.

Más claro, agua dijo...

Hay restauradores que encuentran auténticos chollos en Basurikea...

Totalmente de acuerdo con javiersanz...

Grumpy dijo...

Por desgracia, que ciertos son estos versos de Calderón de la Barca....

Cuentan de un sabio, que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas yerbas que cogía.
«¿Habrá otro», entre sí decía,
«más pobre y triste que yo?»
Y cuando el rostro volvió,
halló la respuesta, viendo
que iba otro sabio cogiendo
las hojas que él arrojó.


En este país de Zetapés, Gallardones, Montillas, Esperanzaasguirres, Ibarretxes, y tantos y tantos políticos vendedores de humo y vividores si se dedicaran a mejorar las condiciones de vida de la gente en vez de dedicarse a rascarse el ombligo y a hacer el gilipollas que bien viviríamos todos los ciudadanos...

Besos

Javier SáncheZ PHotograpHy dijo...

Cuantas veces he querido romper con el pasado y tirar todos esos recuerdos,después te arrepientes,hay que buscar el equilibrio entre no vivir atado al pasado y no querer renunciar a el.
Bueno,yo me voy a Bruselas a si que estaré si poder deleitarme con tu blog por un par de semana,nos vemos en octubre.
Besos
javI

eva dijo...

A mi me pasó con una TV vieja, la tiré y se me olvidó quitar el cable de la antena.Bajé corriendo pero la habian desguazado :S En décimas de segundo habían desmontado un televisor. Increible.
Hay gente que roba ropa del contenedor donde depositas prendas que ya no quieres y las cogen para revenderlas en mercadillos o en tiendas de ropa de segunda mano. Ya me podían dar la dirección y hacer yo el negocio.
Un saludo.

Bellaluna dijo...

Todos estamos hechos de retazos acumulados, físicos o mentales, todos nos deshacemos de ellos en tiempos de crisis (negativas o positivas, tanto da) y recomponemos las piezas con unos cientos de euros (algo bueno debía tener el capitalismo, digo).
Todo es intercambiable, todo restituible, cualquier cosa sustituye a otra, roto o descosido, persona o cosa. ¿nos sorprende?

Anónimo dijo...

¿En tu casa o en la mia?:P

p.d:Hi tú me has salvado la vida

Malice dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, Beta. Hoy llueve y el día está un poquito gris, ha sido el punto de sal para esta mañana meláncolica :)

Rizandole el rizo a lo dicho por javiersanz, a veces tiramos tesoros pensando que son despojos. Es triste que el pasado quede impreso siempre en cosas materiales...

Besos

La Abutrí de Getafe dijo...

Pués sinceramente,cuando me dedico a tirar cosas del pasado,porque estoy totalmente convencida de que quiero hacerlo, me siento realmente bien...Creo que no se trata de aprender de vivir en el presente sin que el pasado te pase factura,si nó más bien un ejercicio de querer decir:Esto es mi pasado y ya no lo necesito...

Anónimo dijo...

Bueno, algunas veces no viene mal tirar a la basura alguna parte de tu pasado, aunque reconozco que jode cuando alguien lo recicla y lo hace su presente...Muchos Besos

Madrileña

nicolás dijo...

Ahora un lavado de cerebro y todo limpio a estrenar...

Anónimo dijo...

esas limpiezas a mi me regeneran, me siento mas ligero, mas feliz pq paso pagina y a otra cosa mariposa.

por otro lado, que triste me resulta tener que buscar entre cubos de basura para sobrevivir.

ferr

oligoqueto dijo...

Lo más terrible no son las personas que recogen cosas en los contenedores. No, peor me parecen los que se ven obligados a recoger comida, a las salidas de los supermercados.

Como decían antes, las cosas que nosotros no queremos pueden tener otros usuarios. Pero cuando se ha de recurrir a eso para alimentarse es porque algo falla muy profundamente...

Curioso post, que parecía un relato intimo sobre las cosas viejas a las que nos aferramos y se ha convertido en una descripción de las miserias de nuestra sociedad...

Saludos.

Miguel dijo...

Yo me acabo de mudar a un piso, y como buen estudiante no tengo medios para comprar mobiliario. Mis amigos y yo hemos recolectado una cantidad de muebles interesantes (tanto de la calle como de otros amigos que no los querían) nada desdeñable...
De hecho, son los muebles con más personalidad de la casa...

¡Viva el síndrome de Diógenes!

Luna Carmesi dijo...

Mismos cachivaches...
Distintas historias.

Un beso.

Cross dijo...

Qué bien entiendo eso de querer a quien no te quiere. Dame el número de Sonia :)

Pimkie dijo...

Antes de leer el final, estaba pensando que lástima de pasta que os podíais haber sacado en e-bay.

lacampanera dijo...

BASURAMA en Madrid y FEMSTIVAL en Mallorca. Y el pelotón de gente de mi pueblo que hace carreras persiguiendo el camión de la recogida de enseres para cotillear los restos y sacar partido. Viva la basura

Gonyi dijo...

O eso o es que con lo que nosotros desechamos otros viven de puta madre... Somos demasiado caprichosos y bastante egoistas... En fin...

Anónimo dijo...

nada, no somos nada; un simple protozoo explica mi existencia?

;(

yo quiero ser yo

Op

Cucala dijo...

Beta, ¿te vas a apuntar al concurso de blogs de 20 minutos?

Beta dijo...

Santiago, pues estos no tenían pinta de ir a hacer negocio, aunque ayer en Documentos TV pusieron un reportaje sobre eso.

Magapola, yo he estado tentada pero trato de aniquilar la Diógenes que llevo dentro. Total, luego en casa no me cabe nada...

Javiersanz, al final nos sentíamos como auténticas benefactoras. No veas la cara de alegría que pusieron con el radiocassete.

Javier, buen viaje.

Bellaluna, algo bueno tenía que tener :)

Abutri, estoy de acuerdo con ese optimismo tuyo. Al tirar ganas más que pierdes.

Madrileña, jajaja. ¿Jode? ¿Piensas que lo podías haber exprimido un poco más? Acaparadora.

Pimkie, no te creas, yo pienso que ebay es un mito y que hay muchas cosas que nadie compra. ¿Tu crees que una freidora habría tenido salida?

Campanera, que grunge eres :P

Cucala, no, no me voy a apuntar.

Claire dijo...

Hay gente que tira unos muebles geniales a la calle. De hecho, creo que sea la recogida de desechos la unica estructura de mercado libre -de verdad, del antiguo- que verdaderamente existe hoy en día.

Beta, me encanta tu blog.

Magapola dijo...

Mi síndrome de Diógenes se resume men tengo que llenar las paredes blancas con algo :) Pero sí, deshechar también es un arte, perdón, un don.

Enrique V. dijo...

Oye se ve que no has estado en el tercer mundo jiji ... si suena mal pero la verdad acá se la vive peor, no es para confortarte jaja

saludos desde el third world

Cantu dijo...

Realmente sirve botar las cosas porque nos hacen caer en el recuerdo? no sé si estoy a favor de eso, el pasado es mental... una vez una señorita me dijo eso y yo quede pensando... pero a veces debemos arrancar de nuestra piel lo que nos amarra al pasado, creo! bueno... interesantes relatos, espero seguir leyendo.

sushi dijo...

Te engañaron, en el tercer mundo no pasa eso porque la gente no tira cosas que pueden ser de utilidad... las vende. Tirarlas es un lujo de primer mundo.
Un beso

Anónimo dijo...

Bueno Beta, hay cosas que a día de hoy pienso que las podría haber exprimido mucho más y otras que si no las hubiera estrenado me hubiese ido mejor, pero...es lo que hay. Muua

Madrileña

Maysun Abu-Khdeir G. dijo...

Querida, no hace falta irse a un vertedero o a otro país para encontrarte con esa situación. Yo soy un poco (o bien bastante)"niña rata" como tçu dices. Si no.... cómo te crees que he medio amueblado mi casa? La gente tira cosas que ni están rotas ni están viejas, (aunque no siempre claro) que son, y deben serlo, totalmente reutilizables. Lo que tiran es el peso, no del mueble, sino de lo que esn sí mismo significa para ellos. O simplemente porque se han comprado un sofa nuevo del Ikea y ya están cansados de sentarse en el que tenían. La verdad es que en Barcelona es una práctica común y corriente, sobre todo en la gente joven y poco solvente.

Yo soy recicladora profesional. Como no tengo dinero para comprarme lienzos me bajo algún que otro jueves (es el día en que se bajan los muebles y trastos a la calle en mi barrio) en busca de tablas de madera donde hacer mis cuadros. Al estilo románico ;).

Ahora que me cambio de piso quizá sea yo la que invite a alguien a quedarse con algún que otro trasto mío. De todas formas, ya sabes que yo no estoy demasiado apegada (por no decir nada) a la propiedad privada...

Besazos reciclables!!

Maysun.

Tarántula dijo...

Tu asombro proviene tal vez de que no has estado en el tercer mundo, como dice Enrique V.

Aquí nadie bota muebles, este tipo de trastos suelen ser material de herencia.

Aquí verás lo mismo pero con la comida, los muebles dejan ser prioridad (como diría Maslow) cuando no tienes el estómago lleno y cuando no posees tampoco la esperanza de colmarlo.



Saludos...

Edie Sedwig dijo...

Igual nuestras vidas también son desechos de otras vidas, cosas que les sobraron a otros y con las que construimos nuestra existencia creyendo que hacemos algo nuevo. Quizás, aunque prefiero pensar que no, que queda algo de original y de auténticamente propio, aunque ya lo hayan usado otros, aunque sea "basura". (¿Esto último ha quedado muy en plan Diógenes? espero que no ajaja)


P.D: Muy bueno el post, pero es "bricolaJe". Deformación profesional, perdón.

elintenso dijo...

Yo también he recogido algún que otro mueble o algo que hemos hecho que sea un mueble después de imaginar un poco. Si quieres algo más metafórico vete al carrefour express de Quevedo a eso de las ocho y media o nueve de la noche. Ya verás a qué me refiero.

Firey_Girl_10 dijo...

¡Amen señor! Viva el reciclaje :P

Que bueno que salio a la luz los tema de los ex, ya que para mi desgracia, no se porque tuve que nacer con esa tendencia a guardar recuerditos. Yo aun conservo el reloj que mi ex me regalo en navidad de hace doa años, muy a pesar de que no sirve y esta resquebrajado.

Tendre que tomar clases de "Destruccion de Pasado" para asi librarme de esos esqueletos de una vez por todas.

Cuidate, e insisto que me encanta tu forma de postear.

jaime dijo...

Beta Teresa de Calcuta. Amén.

Memphis dijo...

hola beta. Es la primera vez que entro en tu blog y me está encantando. Se que tu ya lo has hecho en el mío y me encantaría contarte entre mis "turistas".
Un abrazo desde Memphis.

Jimmy

desde plutón dijo...

La vida es una mierda

PATY dijo...

NO ENTIENDO COMO PUDIENDO PAGAR UNA MESA DE 9,90 DEL IKEA, LA COGEIS DE LA BASURA, MI EX COMPAÑERO DE PISO UN DIA ME SUBIO HASTA UN CARRO DE LA COMPRA AUN NO SE PARA QUE LO QUERIA...EL SINDROME DIOGENES ESTA DE MODA?

jaime dijo...

Paty, entiendo que tu escasa cultura te haga decir esas cosas. Pero te explicaré algo muy sencillo: EL RECICLAJE ES BENEFICIOSO PARA LA NATURALEZA.

Menos silicona y más información sobre estas cosas tan sencillas.

Yuna Oosaki dijo...

en fin... yo una vez me deje la puerta del porche de mi casa abierta, y cuendo volví no kedaba ni una de las macetas....

foreman dijo...

Esto mola

PATY dijo...

JODER CON EL JUANETE QUE ME HA SALIDO "JAIME" COMO NO DEJO QUE COMENTE EN MI BLOG,ME COMENTA MIS COMENTARIOS EN OTROS BLOGS,ESTO ES AMOR..Y DEJAME DECIRTE QUE YO RECICLO MONGOLIN, PERO NO COJO COSAS DE LA BASURA MAS QUE NADA POR QUE NO ME SALE DE LAS PELOTAS, LA BASURA TODITA PARA TI CARI, PERDONA BETA PERO ES COMO UN GRANO EN EL CULO

Quiquiana dijo...

pues a mí me parece muy bien. yo vivo en Barcelona y allí mucha gente, y no solo imigrante como dice aquí, sino también muchos estudiantes y gente joven (yo entre ellos) y no tan joven recoge muebles de la calle.

Muchas veces estan en perfecto estado. yo tengo una mesa de oficina como escritorio de una madera de calidad con el único desperfecto de estar un pelín (si te fijas) gastada en un borde.

Y si algun día me desprendo de algo, lo dejare horas antes de que pase el camión para los que lo quieran se lo lleven y así evito mínimamente la tala indiscriminada de arboles y a la superproducción de resíduos.

patry dijo...

uno de mis libros preferidos "El museo de la soledad", tiene un relato precioso en el que el protagonista esperaba cada cierto tiempo ver al camión de la basura llevarse todos aquellos objetos que le detuvieran en el pasado, en su último viaje al contenedor de la basura dejó a su novia....

Me encanta tu blogg y adoro a tu madre, por parirte claro está!!!
besos

Me Myself & I dijo...

Tal y como dijo SUSHI; acá, en lo que ustedes llaman tercer mundo, no veo que boten las cosas, las venden, seamos o no personas con poder de adquisisión, NADA se bota.
En EE.UU también lo hacen, y he visto que botan cosas prácticamente nuevas... consumismo les lamo en ese caso; y sí, la 'purga' de recuerdos es algo mental, para sentirse bien con uno mismo. No todos lo hacen, desición de uno.
Saludos desde Lima.

carolina dijo...

muchos de nosotros del "tercer mundo", como nos has llamado a todos los que tengamos acento distinto al de ustedes, recojemos lo que llaman "basura" y "desperdicios", es decir sus muebles ya que los necesitamos, no por que exista un negocio lucrativo alrededor de sus "deshechos"; muchos llegamos a la madastra patria que es españa en busca de oportunidades que en nuestros paises lamentablemente no tenemos y llegamos cortos de dinero como para gastarlo en articulos de primera mano, por eso siempre veran personas acechando sus "basuras y deshechos" que nosotros todavia consideramos que tienen una vida util, que nos facilitaran nuestra estadia en su pais, cuando ya ustedes lo consideran articulos qu eno necesitan.
Solo te pido que no te refieras, ni todos lo que leen este blog a todos los sudamericanos como provenientes del tercer mundo, somos personas trabajadoras que han echo que su pais sea considerado de primer mundo, cuando hasta hace menos de 40 años, españa era considerada la patria pobre de europa...
me gusta tu blog, pero este post me ha INSULTADO

Xili dijo...

La verdad estoy un poco de acuerdo con el último comentario, el de Carolina. No veo la necesidad de recalcar si los que cogían las cosas eran sudamericanos, gitanos, rumanos o madrileños. Es completamente irrelevante para la historia que querías contar (a mi juicio), pero bueno es tu blog y son tus opiniones.

Saludos!