martes, 3 de marzo de 2009

La pistola eyaculadora

Hola,

(Este es el relato desde el otro lado del espejo. El relato gemelo al que hoy publico en Soitu)

Soy una pistola. Una Beretta 92. Aunque en mi cargador caben hasta quince balas, en este momento, no tengo más que cuatro. He pasado casi toda la vida sin ver la luz del sol, encerrada en un cajón, esperando que mi dueño requiriera mis servicios para librarse de intrusos u hostigadores. Diría que no he tenido demasiada suerte. En los años que tengo de vida apenas me han utilizado para hacer puntería disparando a latas en descampados. Cuando eres una pistola y deseas dedicarte a empresas mayores sueñas con el día en que te toque matar a alguien. Esperas, lógicamente, que la víctima se lo merezca y no ser la causante de que una bala perdida termine con la vida de un inocente.

Ahora estoy frente a una chica con gafas que me mira pensativa. No hace falta que me diga lo que está pensando, se ve a la legua. Me revisa el cargador y acaricia mi culata. Creo que se ha enamorado de mí. Yo también podría estar enamorándome de ella. Es una lástima, presiento que sería un amor fugaz. Ella me observa y yo la observo a ella. Cada vez más de cerca. Tengo el cañón en sus labios. Siento como si me besara. Quisiera porder hacer lo mismo. El sexo es como la muerte. Entro en su boca. Su lengua me acaricia por debajo. Me excito. Vuelvo a estar fuera. Mi cañón está húmedo. Por un instante, pienso que quizás se esté arrepintiendo pero, rápidamente, vuelve a colocar el dedo en el gatillo.

No hay demasiadas pistolas famosas. No tenemos muy buena prensa. Michael Moore nos ha hecho mucho daño. En el mundo de las pistolas, como en el de los humanos, también existen las clases sociales. Los revólveres son la aristocracia. Son petulantes. Alardean haciendo girar sus tambores y ofreciéndose para jugar a la ruleta rusa. Tienen cañones largos y, a veces, tatuados, lo que hace que algunos se sientan como objetos de museo. Las pistolas somos más discretas, pero también más efectivas. Somos más funcionales y, si de verdad necesitas salir de un apuro, es mucho mejor recurrir a una pistola que a un revolver. Al contrario que algunas pistolas que conozco, yo nunca he querido ser revolver. Bueno sí, me hubiera gustado ser el revólver que Clemenza esconde en una cisterna del restaurante Louis, en el Bronx, y con el que Michael Corleone se carga al capitán McCluskey y a Sollozzo en la primera parte de El Padrino. Me hubiera gustado ser ese revolver pero simplemente por mi afición al cine.

Vuelve a jugar conmigo. Vuelve a besarme, a introducirme en su boca. Qué gran sitio para eyacular. Dispara. Caigo al suelo. No quiero mirar. En un rato esto estará lleno de policía. Me tomarán las huellas. Soy la prueba "número uno". La he matado. Ella me lo ha pedido. Mi vida vuelve a ser una mierda.

28 comentarios:

J dijo...

El paréntesis que haces con la penúltima estrofa refuerza la imagen de la última. Una manera muy hábil de tensar al lector. Te felicito.

K▲LIGUL▲ en Kandor dijo...

Ya me he tomado un saldeva

En este caso el titulo tendría que ser eyaculación precoz

Sonia dijo...

Me he leído los dos posts y como siempre me gusta más el de tu blog que el de Soitu

Dani dijo...

Mmmm sip estoy muy de acuerdo con la pistola.. que buen lugar para eyacular......

Clotario dijo...

Ahora ya no puedo parar de escuchar a Machine Gun Fellatio. Qué día.

gorka dijo...

brava!!
me ha encantado

ricardo dijo...

A mí el gemelo que me gustaría leer es el que escribiste años ha. Y estoy con Sonia: el de aquí es mejor que el de soitu... pero claro, ésto es vicio, y aquello, trabajo.
Cuatrocientos pavos y estamos a tres... has pagado ya el alquiler? Está jodido, sí.

flor abatida dijo...

Pero Beta, el de Soitu es estupendo!
Felicidades y un beso.

larala dijo...

Con este relato podrías hacer un corto!

Malena dijo...

¡Ah, hermosa pistola! Ahora entiendes lo que es la pequeña muerte...

Un beso, Beta.

Tyler Durden dijo...

Que sepas que nunca voy a perder el tiempo leyéndote en Soitu...
mientras sigas escribiendo en tu blog.
Sublime.

Bellaluna dijo...

La pistola me lleva al texto de la chica con gafas que desemboca en Panero, que empieza para mí en un libro de poesía y pesadilla y se abre como el mar en 'el desencanto': desgarradora, veo en ellos lo que toda la vida vi en mis mayores, aunque al revés: mujeres sacando los ojos a un hombre que tampoco era peor o mejor.

Pero todo eso no me llevó a un instinto de autodestrucción, sino a otro de sobreprotección (refugio, promiscuo y apasionado, en brazos protectores).

Bonita la felación de la pistola, bonita la lengua en el cañón, y la lucha de clases en las pistolas. Sexo y lucha de clases, me gusta...

al dijo...

Yo también tengo una Beretta, pero no es una pistola, sino una caldera. Y bastante frígida, por cierto.

Anónimo dijo...

ey, adios?

Anónimo dijo...

Que me has dejado fascinada.

Cucala dijo...

Ahora mismo me compro una pistola.

acaparaya dijo...

jajajajajaja de acuerdo con Sonia, Ricardo y Tyler. En seudo desacuerdo con la francesa primera. Y sonriente con Bellaluna y Al. Y contigo? Contigo...

Mr Winters dijo...

a pesar de un final tan mierdos y de la recreación en una metáfora tan banal y requemada como la felación suicida, el texto está bastante bien, pero ¿cómo que las pistolas son más fiables que los revólveres? precisamente es al contrario: las pistolas no son fiables porque se encasquillan, todas, con cierta frecuencia. Tienen cargadores de muchas más balas, disparan más rápido, son más precisas, compactas y de más fácil transporte, y puedes llevar varios cargadores de carga rápida, lo que las convierte en idóneas para un tiroteo, pero para un asesinato, donde sólo basta un disparo, que no puede fallar, jamás se usa una pistola, sino un revólver que, por su diseño, es incapaz de encasquillarse: siempre dispara. Un único tiro. Bang.

Hay que documentarse un poco sobre las herramientas del matar...

Anónimo dijo...

Si,francamente me ha gustado, una composición entre la vida/sexo, la muerte/sexo. Pistola/revoler : depende de la ocasión; la pistola siempre me ha parecido más femenina, el revolver más masculino.

José

Nací un 29 de febrero. dijo...

hola betica, me ha gustado tu cuento, te dejo un regalo en mi sitio
besos

Candela dijo...

Escribes como dios.

Y me da que ya has empezado a necesitar que te lo digan todos. Es curioso esto de la fama. Escoge a alguien anónimo porque es diferente. Y, bueno, cuando consigue ser famoso, se vuelve igual que los demás.

Quizás tenga que pensarlo un rato más.

Besos.

Candela.

Anónimo dijo...

¿El sexo es como la muerte? No, el orgasmo.El sexo puede ser cualquier cosa...

May dijo...

Leopoldo Maria Panero, vive en Las palmas en el Hospital siquiatrico, tiene libertad absoluta para vagar por la ciudad, lo encuentras siempre en TRIANA bebiendo COCACOLA LIGHT (su favorita) y comiendo en el McDonald....

la vida misma...

(un saludo Beta)

Lucky Luke dijo...

La ruleta rusa seria una orgia?

Anónimo dijo...

bueno, give peace a change.

Me da igual que estés buena, ya estoy casada... dijo...

Nunca, hasta hoy, he escrito nada en tus comentarios y posiblemente sea por que me impresionas (aunque ya no tengo edad, francamente. Jajaja)y también posiblemente, no vuelva a escribir nada más.
Carlota ha dicho, veladamente como hacen los asertivos que, por otra parte, suelen ser unos envidiosos cobardes o unos cobardes solamente, que te lo tienes creído, que ahora molas y lo sabes, que quieres el aplauso de tu público y que te lo hagas mirar por que has rebasado la barrera de la humildad que te mantiene unida, moral y estéticamente, al "culto" populacho que te conoce, que sabe quién es tu família, que te sigue, que te lee y que te come el culo.
Yo digo que me haces esperar impaciente cada entrada en el blog. Soitu me importa una mierda, la verdad, ni me lo miro, me marean tantas gilipolleces.
Sigue escribiendo.
Como dice Sarah Waters "eres una perla".

Bogart dijo...

Saludos:

Me han gustado ambos escritos.
Me gustan esos relatos cortos que te gastas.
Y creo sinceramente que te es indiferente lo que te digamos aqui.

Saludos de nuevo.

Anónimo dijo...

Hola,
entre tanto piropo, siento desentonar.
A mí no me ha gustado para nada este escrito. Me parece pretencioso, aburrido, predecible desde la primera línea.
También hay gente a la que puede no gustarle lo que escribes, sin tener envidia, ni ser misóginos, homófobos ni retrógados.
Personalmente, prefiero que tenga tantas leídas un blog escrito por una mujer a la que le gustan las mujeres y que critica al PP, y es simpático pensar que seas la hija de quien eres, por imaginar la posible reacción de tu madre al leerte. (Algún día nos tendrías que contar si te lee, ya que nos abriste la curiosidad). Lo prefiero a tantos blogs estúpidos que circulan por aquí, me caes bien, pero no me parece natural como escribes. Tengo la sensación que lo haces pensando demasiado en la reacción de los lectores, esto quita la gracia y la autenticidad de la escritura, desde mi punto de vista.

Saludos,
Alba