martes, 10 de enero de 2012

Cuento de navidad (o de unos días después)

Hola,

Ingemar Streverhassen era natural de Malmö (Suecia). Tenía veinticinco años y una consola de videojuegos. Ingemar, era un joven tranquilo y no demasiado comunicativo. Aunque dicha timidez había provocado cierta preocupación inicial en sus padres terminaron por no darle demasiada importancia ya que, a fin de cuentas, -pensaron-, Ingemar era sueco.

El diez de enero del 2012 el despertador de Ingemar sonó a las 6:45 de la mañana. Se levantó y desayunó un par de tostadas frente al televisor viendo un reportaje sobre el fin del mundo. ¿De verdad ibamos a morir todos a finales del 2012? La idea no dejó de rondarle la cabeza durante los cuarenta y cinco minutos que duró su sesión de footing. Luego regresó a casa y se duchó. Se frotó con rabia hasta que su piel enrojeció. Giró la llave del agua caliente al máximo y todo el baño se lleno de vaho. Se sentía sucio y un malestar de ánimo parecía haberse apoderado de él. Cuando salió de la ducha se quedó unos minutos mirándose ante el espejo nublado. Su pene estaba flacido y se estaba quedando calvo. Maldijo sus genes y tomó la primera decisión del día: iba a matar a su padre.

El reloj del comedor marcaba las 10:33 cuando Ingemar volvió a encender la televisión. Parecía hipnotizado, incapaz de despegar los ojos de la pantalla mientras, en el otro extremo del sofá, el cuerpo ensangrentado de su padre yacía con un martillo incrustado en el cráneo. Las noticias se hicieron eco de las últimas declaraciones del Papa: el matromonio homosexual -había dicho textualmente- acabará con la humanidad. Ingemar odió al mundo y se odió a sí mismo. Quería acabar con la humanidad y el Santo Padre acababa de decirle cómo hacerlo. Sintió que no tenía tiempo que perder. Se lavo las manos y decidió lanzarse a la calle. En el mismo portal del edificio se topó con el cartero que depositaba la correspondencia en los buzones. Ingemar no dijo nada, se bajó los pantalones e intentó violarle. El cartero lo redujo con un par de golpes. La cara de Ingemar abrió los telediarios de las 13:30.

Besos.

Posdata: Me cago en el puto Papa.

Beta

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy me ha gustado.

Sulo Resmes dijo...

Moooolt... a fuego, sí señora.

El gordo sentimental dijo...

El Papa es gilipollas y tus dos últimos artículos se salen

La Perfida Canalla dijo...

Me ha encantado!
Un saludo coleguita

Z dijo...

No hay tiempo que perder. Es muy egoísta tener hijos tal y como está el mundo, así que a hacerle caso al Papa.
Así da gusto leerte.

Monica Gae dijo...

Curioso, anoche salí a hurtadillas de madrugada y cuatro horas y seis ballantines después, ésta fue literalmente, mi conclusión.

El Papa debería salir de una maldita vez de su armario de oro, incienso y monagillos.

Jorge dijo...

Llega Jesús, con las manos muy separadas y la mirada brillante. Los apóstoles, atónitos, se postran. Todos habían contemplado su crucifixión.

-Tomás.
-¿Sí, Maestro?
-¿Donde está Andrés?
-¿Quién...?
-El que hizo el pino y te la metió al revés. jaja. Es coña, tontorrón. A ver si te espabilas ya, coño.
-Perdón...
-Tranquilo. Oye, méteme el dedo.
-¿Maestro?
-En la llaga, coño, jaja. Siempre picas, capullo.

Butterflied dijo...

Hoy me encantas.

Julia dijo...

La ignorancia, estupidez y malicia del papa y todos sus malditos secuaces no tiene límites:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/obispo/Cordoba/Unesco/quiere/hacer/mitad/poblacion/sea/homosexual/elpepusoc/20110102elpepusoc_5/Tes

Beta dijo...

Perfida Canalla, ¿¿¿¿coleguita???? ¿Eres Flanders?

Mónica, efectivamente debería salir del armario. Estoy segura que se lo pasaría bomba en el desfile del orgullo.

C. Maltesse dijo...

Hay gente que nace en lugares demasiado extravagantes...eso no tiene solución

Aticcus Finch dijo...

Conociendo a Jesucristo como lo conozco (sólo de oídas) si volviera a resucitar se daría una vueltecita por el Vaticano y se pondría a repartir hostias como panes. Y no estoy hablando de Comunión, precisamente.

La chica radioactiva dijo...

El Papa habla así porque tiene pinta de que le han rechazado muchas veces. Está resentido el cabrón.

Yaolli Toltecayotl dijo...

chingón, muy bueno¡¡ saludos

Nandín dijo...

Mónica, para llegar a esa conclusión, no hacen falta los seis "Batallines" (Suerte tienes jodía...yo con el cuarto ya no "pedo") A parte del P-edro A-postol P-ontífice A-ugusto de turno, como muchos de sus antecesores y muy posiblemnte de los que "convengan" despues (según Nostradamus, éste o es el último o penúltimo creo recordar)y sus enquitadas enseñanzas, no hay peor cosa que sentirse solo en mitad de tanta gente "de consumo". Muchos buscan ese consuelo en la televisión,sin darse cuenta en lo que idiotiza y maneja este invento del maligno. Si "adorásemos" menos y follásemos mucho más, esto mejoraría la hostia (La de comulgar también).
Un saludo Guaja.

juan dijo...

Si creia que se acababa el mundo nada mejor que morir bien follado o mejor aún follando.

El cretino sueco ademas de morir encima muere sufriendo.
En el masoquismo no tiene limites.

El papa es como todo el clero, masoquista del sexo, gay reprimido y un farsante con faldas.

Pelirrosa dijo...

Hola.
yo estaba explorando por la web y entonces me tope con este bog.
Me han gustado mucho tus dos últimos... cosos, artículos.muy entretenidos.
Me encanta tu espontaneidad a al hora de expresar lo que sientes sin importante las consecuencias;es una capacidad que algunos envidiamos..
Bueno, me despido diciendote que rienes una lectora más y que ansió leer nuevos..cosos XD.
un besin.

Hund Dido dijo...

El papa no sería tan peligroso si los que os siguen se pararan a pensar un poco lo que les cuentan, la culpa es compartida, por un lado él y por el otro los demás.

Anónimo dijo...

Te ha devorado tu propio personaje.

Y el papa tiene razón.

Besos.

Noommo.