martes, 17 de enero de 2012

Queremos saber

Hola,

Ha muerto Manuel Fraga. Yo no me creo la versión oficial de que murió porque tenía 89 años. Hay gente de ochenta y nueve años que sigue vivita y coleando así que la hipótesis de la edad no se sostiene y deja muchos cabos sin atar. Además de la teoría de la edad circulan otras versiones mucho más creíbles que explican el porqué de la repentina desaparición del fundador de Alianza Popular.

Teoría número uno: Testigos cercanos a la familia sostienen que Fraga pensaba relanzar su carrera entrando en la casa de Gran Hermano y que fue cuando conoció la noticia de que no había pasado el cásting cuando el veterano político optó por quitarse la vida. Esta teoría tiene bastantes visos de ser cierta aunque deja una pregunta abierta: ¿Acaso Fraga no sabía que, a veces, la dirección de Gran Hermano se saca un conejo de la chistera y mete en el último momento en la casa a alguien a quien previamente había descartado?

Teoría número dos: La revalorización del uno por ciento de las pensiones anunciada por el gobierno de Rajoy dejaba en muy mala situación al antiguo dirigente popular ya que, con un IPC por encima del dos por ciento, su poder adquisitivo disminuía. Ante esta situación el veterano político habría optado por quitarse la vida. Reconozco que es una teoría rebuscada ya que todo el mundo sabe que Fraga acumulaba varias pensiones y, según afirman quienes le conocían, vivía de un modo holgado a pesar de la crisis.

Teoría número tres: Santiago Carrillo. Las diferencias entre Fraga Iribarne y Santiago Carrillo vienen desde lejos. ¿Alguien puede responder a la pregunta de dónde estaba Santiago Carrillo ayer a las nueve y cuarto de la noche? Fuentes cercanas a Libertad Digital afirman que en Paracuellos del Jarama pero todos sabemos que Libertad Digital no es un medio muy fiable.

Teoría número cuatro: El personaje interpretado por Burt Lancaster en Novecento se ahorca el día que descubre que la polla no se le levanta. La teoría número cuatro sostiene que Fraga vió ayer Novecento y llegó a la conclusión de que hace muchos años que debería haber tomado una decisión similar. Esta teoría genera ciertas dudas ya que Novecento es una película que dura seis horas y cuesta mucho creer que Fraga se mantuviera despierto tanto tiempo.

Teoría numero cinco: Fraga no ha muerto, se ha mudado a una mansión de Honolulú donde es vecino de Elvis Presley, Osama Bin Laden y Adolf Hitler. Es posible salvo por el hecho de que a Fraga el movimiento de caderas de Elvis Presley le parecía propio de un degenerado, consideraba que los campos de concentración del nazismo eran una "mala forma de gestionar el problema judío" y Bin Laden le parecía "un pobre morito equivocado".

Teoría número seis: Fraga ha muerto de asesinado por la ETA. En principio era una de las teorías más plauxibles si tenemos en cuenta el contenido de las mochilas que misteriosamente Rubalcaba hizo desaparecer y las declaraciones de la mujer de Trashorras, pero los restos de explosivos encontrados en casa de Fraga no coinciden con el material sustraído en Mina Conchita sino que más bien parecen proceder de pirotécnias San Martín, empresa que suministró al nieto del político los petardos para su última fiesta de cumpleaños.

Teoría número siete: Como todo el mundo sabe Fraga mantenía una relación con Alaska tal y como se refleja en esta fotografía.

El domingo pasado, justamente el domingo pasado, se supo que Alaska iba a ser la protagonista del nuevo número de Interviu. No solo eso, la líder de Fangoria se disponía a aparecer enseñando las tetas en una docena de fotografías que pretendían rememorar viejas portadas de la revista. Hay quien dice que Fraga no aprobaba la decisión de la cantante de mostrarse en la revista del mismo modo que no aprobaba la pantomima de matrimonio que Alaska mantenía con ese ente llamado Mario Vaquerizo. Según diversos testigos Fraga Iribarne se presentó en el domicilio de la cantante a primera hora de la tarde del pasado domingo. Al parecer se escucharon gritos. Las dudas que nos ofrece esta teoría es que en casa de Alaska y Mario siempre se escuchan gritos.

Teoría número ocho: A Fraga se le atragantó una palabra de siete sílabas, probablemente "contraindicaciones". A pesar de que su hija trató de practicarle la maniobra de Heimlich la erre se le quedó atravesada en la tráquea provocando su ahogamiento.

Teoría número nueve: Fraga fue asesinado por un camello que traficaba con banderas preconstitucionales al que el político debía dinero. Aunque sobre el papel es una teoría perfectamente posible hay quien afirma que era su mujer (fallecida hace casi una década) quien se ocupaba de ese tipo de asuntos. Cuesta creer que, teniendo en cuenta la relevancia del personaje, Fraga se ocupara personalmente de ese tipo de asuntos en vez de hacerlo a través de un becario interpuesto, como todo el mundo.

Teoría número diez: Palomares. Tenía que pasar antes o después. Cuando eres joven cometes todo tipo de excesos pensando que nunca te pasarán factura. Fraga se bañó en Palomares sabiendo los riesgos que aquella maniobra de imagen conllevaba pero al grito de "a mí estos caballeretes no me van a decir dónde puedo bañarme" se zambulló en unas aguas contaminadas por plutonio enriquecido. Los otros dos pringados que le siguieron en su aventura, el embajador de Estados Unidos y un tercer personaje cuya identidad nunca se concretó, fallecieron ya hace años víctimas de su inconsciente aventura. Fraga era el único superviviente que quedaba de aquel episodio... hasta el pasado domingo.

Besos.

Beta

16 comentarios:

Más claro, agua dijo...

¿Y si Remedios Cervantes tuvo un pronto y le dio la medicación equivocada?...

la vecina del quinto dijo...

Apuesto por la número 10, ¡jajajjaa!

Anónimo dijo...

Lo único que está claro es que nadie se muere porque sí.

El gordo sentimental dijo...

Fue Mario Vaquerizo. A la vista de la fotografía que sacas a la luz es evidente que fue él. Le mató clavándole uno de sus tacones en el cráneo.

Toni dijo...

Genial! Me parto! Claramente muerte natural no podia ser.

Javier García-Villaraco dijo...

jajajajajaja yo soy más partidaro de la teoría del atragantamiento por ERRE. Aunque lo de Alaska me convence mucho.

Gema dijo...

Teoría número once: la oferta de hacer un cameo en The Walwing Dead para reflotar la serie se hacía ya completamente irresistible.

;)

Andrés dijo...

¿Pero está muerto de verdad? . Eso no es teoria, es sospecha.

Beta dijo...

No está muerto, está de parranda

Bellaluna dijo...

La opinión pública española está podrida: la tibieza general en el elogio a un oportunista político que hacía ver que era indiferente servir a un dictador criminal o al pueblo en una democracia.

La enfermedad -de esa mueren las sociedades- de falta de perspectiva y consecuencia.

Anónimo dijo...

Está en Honolulú. Yo lo he visto y me ha dado recuerdos para Alaska.

PD: Beta, coño. Me encantas. Y esta vez te lo digo como "anónimo", te jodes.

;)

Bluess Swing dijo...

Quizás lo han enterrado vivo...ya sabes mala hierba....

Z dijo...

No os enterais. Mario Vaquerizo en un ataque de celos penetró analmente a Fraga provocándole un estallido rectal.

Anónimo dijo...

menudo rollo que sueltas, como para leerlo.
era mejor cuando hacías los montajes de aznar o comentabas tus "viajes"
cualquier tiempo pasado siempre fue mejor,
abur

Atticus Finch dijo...

Vaya por delante un tironcito de orejas a modo de reprimenda. No me parece ético hacer mofa de un difunto. Lo que hay que hacer es averiguar cuanto antes a qué calle se refería cuando dijo aquello de "la calle es mía" y ponerle su nombre.

Anónimo dijo...

Está claro que Mario Vaquerizo tuvo algo que ver