martes, 26 de mayo de 2009

Una fotografía, una historia tomada prestada y un irrefrenable deseo de matar

Hola,

A veces, rebuscando en los cajones del frigorífico, te encuentras una pieza de fruta medio podrida, blanda y supurante. Con dos dedos intentas sacarla de allí y arrojarla a la basura, tapándote la nariz y poniendo cara de asco. Yo hoy me he topado con esta fotografía. He puesto cara de asco y he tenido que contener mis ganas de vomitar.


Por si no le habéis reconocido, el tipo nauseabundo que aparece sentado en la parte inferior derecha es Juan Manuel de Prada. Me he metido muchas veces con Ray Loriga pero, viendo esta foto, me doy cuenta de lo injusta que he sido. Por si tampoco le habéis reconocido, el que le pone la mano en el hombro con gesto de satisfacción es Enrique de Pozo. Necesito aire fresco y tumbarme un rato. Me mareo.

* * *

Suele decirse los nativos de Diyan temen a la fotografía, porque creen que al fotografiarles les roban el alma.

En Diyan, en la segunda mitad del siglo XIX, el rey Sabú gobernaba como un nuevo Dios. De joven, Sabú había estudiado en Europa y fue el primer jefe de estado africano que entendió la utilidad política de la fotografía.

Sabú aprendió a posar como un emperador romano. Muy pronto, los dioses antiguos fueron expulsados de los templos y reemplazados en los altares por las fotos de Sabú. En todas las casas, en los dormitorios, en las plazas y avenidas, hasta en las callejuelas mas inmundas la imagen de Sabú era omnipresente. Nada se podía hacer sin exponerse a su mirada escrutadora.

Pronto se estableció una jerarquía en la forma de fotografiar que, gracias al tamaño, permitía reconocer al instante si la foto era de Sabú o de alguno de sus lugartenientes. Un único fotógrafo tenia el privilegio de retratar a Sabú. Ese fotógrafo también sacaba las únicas fotos coloreadas, que eran las de Sabú, así como las únicas tomadas en primer plano, un tipo de imagen -la cabeza recortada sin su cuerpo-, que al principio nadie alcanzaba a discernir si era la propia de un Dios o la de un monstruo, Sabú.

Ni siquiera tantas fotos lograrían protegerlo de las revolución inminente. Ninguna de las infinitas fotos pudo ver al joven Maub armando y entrenando a sus soldados por las noches, y ninguna fotografía dio la voz de alarma cuando Maub atravesó la muralla y sus huestes descargaron al ira acumulada tantos años contra el poder de Sabú.

En cuanto tuvo el poder en las manos, Maub comenzó a gobernar como un nuevo Dios. Sabu y sus lugartenientes fueron encarcelados hasta nueva orden. Las revoluciones consisten en hacer siempre lo contrario que el gobierno precedente, así que Maub prohibió inmediatamente las fotografías, señaladas como una herejía, un símbolo del mal y de la corrupción. Todas las fotos eran mentira y por eso debían ser quemadas. Al fotógrafo oficial de Sabú le arrancaron los ojos y se los dieron de comer a las cabras.

Maub dedicaba los días en el trono a cavilar como vengarse de su predecesor, a encontrar un modo de terminar con Sabú que fuera para los habitantes de Diyan tan memorable como lo había sido su reinado. Pero ¿cómo superar el recuerdo de tantas fotografías? En plena noche Maub se incorporó de golpe, había tenido una idea.

Ordeno traer a Sabú y toda su corte vestidos con traje de gala hasta la sala del trono, la misma donde habían posado tantas veces. Frente a ellos, al otro lado de la sala, dispuso al fotógrafo oficial parapetado tras su vieja cámara, y fue todo un acontecimiento escuchar los aullidos de Sabú y sus dirigentes cuando vieron entrar al fotógrafo ciego que había esculpido la imagen de su gloria, porque sabían las ordenes que había dado Maub: por una vez, la fotografía seria verdad, y todos se desgallitaban para intentar que el fotógrafo ciego, obligado a retratarles uno por uno, se orientara en la dirección correcta y los captara enteros pues, como ordenaba Maub, todo aquello que no apareciera en las fotografías (un pie, una mano, un torso, una cabeza) debía desaparecer. Una mutilación podía devolver a una fotografía su verdad. Al fin y al cabo un primer plano es una decapitacion, y un desenfoque una desaparición.

Los habitantes de Diyan nunca han tenido miedo de que una fotografia pueda robarles el alma, todavia tienen miedo de Sabú y de Maub.

* * *

Según esta historia de Isaki Lacuesta, Juan Manuel de Prada podría ser una busto sin piernas y con un único brazo. Sería una especie de bolo con el culo redondeado, inestable y tambaleante, al que podríamos derribar a pedradas. Lo pienso y me pongo de buen humor.

Besos.

Beta

29 comentarios:

Sara dijo...

De Prada es nauseabundo.

virgen dijo...

Pues a mí me da ternura, sobre todo al principio, cuando sobrevivía rapiñando textos ajenos. Escribía mejor entonces. En casa le llamábamos Juan Manuel de Preda.

Madame Tafetán dijo...

Ya te dije yo un día que era peor levantarse y ver que eras Juan Manuel de Prada y su pelo graso: el tejido adiposo le rebosa por la zona capilar.
Cada vez da más asquito y cada vez dice más tonterías: quizás sería una buena idea convertirle en un tente-tieso

elintenso dijo...

http://www.imdb.com/title/tt0335156/
El periodista de Prada.

Blanca Oraa dijo...

Hay muchas cosas que me gustan de ti pero de momento la que quiero realtar es tu valentía.

K▲LIGUL▲ en Kandor dijo...

Iñaki Miramon, ahi está Iñaki Miramon, mecaqüen la mar!!!

Ukio sensei dijo...

Prefiero ponerme un poco más oriental y recordar una historia de Yoshiaki Kawajiri: Ninja Scroll.

En ella había una de los malos que cosía explosivos dentro de sus víctimas (o de animalicos a los que soltaba por ahí para usarlos como armas).

Aplicando esas a Juan Manuel de Prada, nos librábamos de media intereconomía.

Pero claro... Nunca lo haremos. Nosotros no hacemos esas cosas. Solo los insultamos de vez en cuando, para recordarles que no son impolutos y que tienen la "superioridad moral". (Ellos por supuesto no insultan: Denuncian nuestros defectos).

Pero no sería genial llenarlo de c4 y decirle que explotará como diga la palabra "crisis" o "zapatero" o "socialistas"?

Anónimo dijo...

viste callejeros el domingo en cuatro? TOKIO,
ferreiro.

Más claro, agua dijo...

Ayer fue el Día Mundial del Orgullo Friki. ¿La foto se tomó durante la celebración?...

;-)

Beta dijo...

Sara, a ti también te lo parece, no?

Virgen, ¿cuándo escribía de oídas a cerca de coños y esas cosas?

Kalígula, sí es Iñaqui Miramón, pero tranquilízate.

Eduardo, me temo que lo de estos no es cosa de un único día.

Anónimo dijo...

¡PERO BUENO, QUE ES ESTO! Aquí, en la intimidad, os mostráis como asesinos, jaja, y amenazáis a quién os pone nerviosos. ¡ARREPENTÍOS y confesáos con peta-zeta! ¿Pero no érais los defensores de la paz? Ay, fariseos, que es sólo un disfraz, igual que el anuncio de las fuerzas armadas de toda la vida, que ahora nos la venden como una ONG, para no herir sensibilidades, me descojono. Por lo menos Beta escribe muy bien, la entrada es hasta bonita. Eso sí, la agresividad hacia ese hombre patético que es De Prada es la misma.

De Prada ha perdido la cabeza. Debió darse un golpe en la cabeza, como San Pablo, y desde entonces es un iluminado que se crece y se crece (hasta físicamennte), y quiere salvar a todo Occidente de su decadencia. Pobriño, otros pelan bombillas. A mí me produce risa y lástima. Tampoco hay que matar al gordo, como os ponéis.

Ahora mismo veo en la tele a Iñaki Gabilondo, aleccionándome sobre el bien y el mal, clericalmente desde "noticias cuatro", tratándome como a una subnormal, como un cura agresivo, escupiendo su sermón desde su púlpito. Me da mas ganas de vomitar que De Prada. De Prada está loco, éste no.

el lector dijo...

Pues sí, la fotografía conduce a todo eso, pero es peor verlo en televisión o escucharlo en las tertulias.

Nunca ha tenido nada que decir, puesto que nunca ha sabido de lo que hablaba. Empezando por los cunnus.

virgen dijo...

Je, exactamente. De oídas y con la libretita al lado. Sólo hay que leer un trocito para darse cuenta de que ve a los coños como seres mitológicos o así.
Este verano leí La novela de un literato de Cansinos Assens y luego empecé a releer Las máscaras del héroe y me recordaba a cuando copiabas los trabajos en el cole y cambiabas un poco la forma de explicarlo para que no se notara. Como decía, entonces escribía mucho mejor. A veces tan bien como Umbral, a veces tan bien como Gómez de la Serna, a veces tan bien como Cansinos Assens. A ver.
Y para ser justos, quizá te podría interesar la biografía de Ana María Martínez Sagi que escribió, si puedes ignorar su ya muy grimoso estilo de aquél entonces.

freshlovers dijo...

adoro cómo canalizas tu ira...

es muy creativa...

Nikaperucita dijo...

No tengo ni de de qué escribe ese hombre O_o ¿Eso es bueno o malo? jaja

(¡¡Buenos dias!!)

Nikaperucita dijo...

(acabo de mirar su entrada de la Wikipedia y me suena solo uno de sus libros ... ¬¬)

Anónimo dijo...

Agggghhhhhh (entiéndase como un 'aggghhh' entre el lamento y el asco al más puro estilo alemán de Petra Von Kant en la película de Fassbinder, un 'aggghhh' mítico) que náusea por dios-cristo-putiláctico.
Eso no es una foto, es una venganzaaaar!!!!!!!!
Que bello el relato de Isaki, sí que te hehcha un buen polvo.
Ahora, si lo que quieres es que te follen bien follada, no olvides visitar a Tarkovski (yo te recomendaría 'Sacrificio')

Besos
Rompebrgas

Bellaluna dijo...

Adoro cuando eres tan tiernamente cruel, Beta (pero no entiendo que tengas a mano en casa ese tipo de pornografía).

A veces -es cierto- se encuentran fotografías que excitan los bajos o los más elevados instintos. Esta mañana me ha sucedido revolviendo papeles de mi pasado. Eran instintos del pasado. Agradables. Elevados. Un beso!

Carlos dijo...

Pongo mi mini-tele con dvd incluido en el que solo se ve tdt y hay que ir pasando montones de canales absurdos para ir localizando los presuntamente interesantes y aparece De Prada en Intereconomía, paso por Telemadrid a sale De Prada en un debate, localizo Veo Tv y de nuevo De Prada allí presente.

Creo que tendré que llevar mi mini-tele con dvd incluido a un exorcista porque claramente De Prada se ha apoderado de mi aparato.

Lara dijo...

Yo creo que aún es peor Enrique del Pozo.

gabo dijo...

es como dijo maradona no más... "los boludos son como las hormigas están en todos lados"

Anónimo dijo...

Quizás es cierto lo que decís. Pero, ¿este mal es sólo de la derecha?. A mí me repatean los PROGRES que siendo medianías en cualquier faceta laboral, que sé yo, escritor, actor, director, periodista,... como no se le puede acreditar como un gran profesional, o cualquier otro adjetivo que le dé enjundia, se le aplica la coletilla de: "FULANITO ES UNA PERSONA COMPROMETIDA CON LA REALIDAD SOCIAL Y POLÍTICA". ¿Comprometida? ¿Con qué? ¿Qué coño significa la realidad política y social? ¿Acaso es la cola del INEM? ¿Son las subvenciones a fondo perdido y dadas a dedo? Esto último preguntádselo a Andrés Vicente Gómez. No es una cuestión de ideología, sino de personas.
Y ahora rebatidme.

el lector dijo...

Mientras sigas siendo "Anónimo", rebatirte es fácil. Seguro que también eres "Apolítico", como todos.

nicolás dijo...

Pues a Garci no le dispararía ha hecho alguna peli que está bien...El crack, Asignatura pendiente y sobre todo Las verdes Praderas...

K▲LIGUL▲ en Kandor dijo...

Oye, para el siguiente post una fotito de la Ana en bolas, pleaze.

Aupa Iñaki, manten ahi el tipo!!!

Bellaluna dijo...

El Anónimo rebatible, ¿no habrá equivocado el blog, el tema, el significado de las palabras y hasta el día para levantarse?

Anónimo dijo...

Pocas veces has hablado de "furbol". No tienes sueños, fotos, historias de -o con- furbolistas?

SUERTE!

Alba dijo...

¿Alguien sabe si Sabú ha existido, si esta historia es real o una invención de Isaki Lacuesta?

Anónimo dijo...

l